La confianza de los consumidores mexicanos está por los cielos. En enero de 2019 se ubicó en 111.9 puntos, para ubicarse en su niveles más alto de los últimos 12 años, además de significar un crecimiento de 32.8% respecto al mismo periodo del año pasado.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) en forma conjunta con el Banco de México (Banxico), se observaron fuertes incrementos en todos los subíndices.

De acuerdo con un análisis de Banorte, “la fortaleza de la confianza parece estar apoyada por un mayor optimismo en torno a la nueva administración federal y a las acciones que está emprendiendo, tal como el combate al robo de combustibles. Adicionalmente menor inflación y la apreciación del peso también pudieron haber ayudado en el mes”.

“En nuestra opinión, la confianza del consumidor se mantendrá elevada a pesar de una perspectiva de menor crecimiento económico y mayor desempleo”.

Reconocieron que contrario a su perspectiva de que la confianza ya había alcanzado su máximo del ciclo, la cifra conocida este día parecería apuntar a que el optimismo es más amplio y persistente de lo anticipado.

Ahora la perspectiva de los analistas de Banorte apuntan a que la confianza encuentre mayor apoyo en las recientes políticas implementadas por la administración federal, las cuales buscan ayudar a incrementar el ingreso disponible de los hogares de menores recursos.