Durante la semana, el tipo de cambio fluctuó entre un mínimo de 21.2082 y un máximo de 21.9430 pesos por dólar.

0 No me gusta0

El peso cerró la semana con una apreciación de 1.42% o 30.7 centavos, cotizando alrededor de 21.25 pesos por dólar y avanzando por quinta semana consecutiva, algo que no se veía desde la última semana de noviembre de 2018 a la última semana de enero de 2019, cuando el peso avanzó durante nueve semanas consecutivas. Durante la sesión del jueves, el tipo de cambio tocó un mínimo de 21.2082 pesos por dólar, nivel no visto desde el 11 de marzo. La apreciación del peso durante las últimas dos semanas ha sido en contra del mercado, pues el dólar estadounidense se ha fortalecido frente a sus principales cruces. De acuerdo con el índice ponderado del dólar, la divisa mostró un avance de 0.50% en la semana.

Durante los últimos cinco días, el peso mexicano fue la divisa más apreciada en la canasta amplia de principales cruces, a pesar de que se observaron episodios de aversión al riesgo, particularmente en el mercado de capitales, en donde todavía existen riesgos a la baja para empresas del sector tecnológico. En la canasta reducida de principales cruces, la segunda divisa más apreciada fue el franco suizo con 0.46%, seguida del won surcoreano con 0.23% y el yen japonés con 0.16%. Los factores que permitieron la apreciación semanal del peso fueron los siguientes:

1.            Se mantiene la expectativa de que Banco de México será cauteloso para continuar recortando la tasa de interés, luego de que la inflación alcanzó un nivel interanual de 4.05% en agosto, por arriba del intervalo de variación de 3 +/-1%. Cabe recordar que México mantiene una tasa de interés real de 0.45%, por lo que el país sigue siendo atractivo para la inversión de cartera. En agosto, la tenencia de valores gubernamentales rompió la tendencia a la baja que tenía desde marzo.

2.            En la semana se publicó el Paquete Económico 2021, el cual da prioridad a la austeridad fiscal. Lo anterior tiene un efecto negativo sobre la recuperación económica tras la recesión y, por lo tanto, sobre el crecimiento a largo plazo. Sin embargo, la reacción general de los mercados fue positiva pues los Criterios Generales de Política Económica contemplan una razón de deuda a PIB de 53.7%, por debajo del estimado para 2021 de 54.7%.

3.            En el mercado de futuros de Chicago, las posiciones especulativas a la espera de una apreciación del peso se elevaron 40.27% entre el miércoles 2 y el martes 8 de septiembre, alcanzando un nivel de 8,373 contratos, cada uno de 500 mil pesos, su mayor nivel desde julio.

4.            De los indicadores de la economía real, el crecimiento sostenido de las exportaciones ante una mayor demanda estadounidense por bienes producidos en México, así como el flujo de remesas que han alcanzado niveles récord, apoyan la apreciación del peso, pues representan una mayor entrada de dólares al país.

Hacia adelante, existen riesgos importantes para el tipo de cambio, ya que las remesas dependen del mercado laboral de Estados Unidos, así como el crecimiento de las exportaciones. Además, la razón de deuda sobre PIB se podría ver afectada por la caída de la actividad económica y la lenta recuperación de México. Asimismo, la situación política y económica de otras economías latinoamericanas podrían propiciar debilidad para las divisas de economías emergentes. Por último, no se pueden descartar episodios de pérdidas en los mercados de capitales, pues la pandemia del coronavirus aún no termina.

En la semana, el tipo de cambio tocó un mínimo de 21.2082 y un máximo de 21.9430 pesos, el euro tocó un mínimo de 1.1753 y un máximo de 1.1917 dólares por euro. Finalmente, el euro peso tocó un mínimo de 25.1557 y un máximo de 25.8382 pesos por euro.

Al cierre, las cotizaciones interbancarias a la venta se ubicaron en 21.2470 pesos por dólar, 1.2798 dólares por libra y en 1.1841 dólares por euro.