Y es que con una inversión de alrededor de 20 mdd y enormes modificaciones en sus entrañas, el gigante de 443 metros de altura podría acceder a obtener la certificación LEED
253 No me gusta31
Por Michael Negrete Cruz NUEVA YORK.- El Empire Estate Building, uno de los iconos arquitectónicos más remarcables de Nueva York, está a punto de someterse a una "cirugía mayor" para volverse uno de los inmuebles más limpios del mundo y adaptarse a las exigencias que el nuevo siglo le impone: ser verde. Y es que con una inversión de alrededor de 20 millones de dólares y enormes modificaciones en sus entrañas, el gigante de 443 metros de altura podría acceder a obtener la certificación LEED en grado Oro del Consejo Estadounidense de Edificaciones Sustentables, lo que evitará que el emblemático edificio emita a la atmósfera unas cien mil toneladas métricas de CO2 en los próximos 15 años -el equivalente a 41 millones de litros de gasolina. Entre los orquestadores de la operación para hacer sustentable y ambientalmente amigable el inmueble están, la Iniciativa Clinton contra el Cambio Climático, la administradora de edificio W&H Properties, así como las firmas Johnson Controls, Jones Lang LaSalle y el Rocky Mountain Institute (RMI), estudió durante ocho meses más de 60 ideas para optimizar el consumo energético del inmueble. Al respecto, el expresidente estadounidense Bill Clinton dijo en un video que daba cuenta de la noticia, que "este proyecto no sólo es bueno para la Tierra o una batalla ganada contra el cambio climático, sino además tiene un verdadero sentido financiero; pues ayudará a salvar nuestro medio ambiente y al mismo tiempo estimulan un genuino crecimiento económico, innovación y creación de empleos. Con todos los problemas que tenemos en Estados Unidos es algo que realmente necesitamos ahora", señaló Clinton.