La Academia Nacional de Arquitectura y el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México entregaron, la víspera, un reconocimiento a la trayectoria profesional de Pedro Ramírez Vázquez (1919), en el Museo Nacional de Antropología e Historia
321 No me gusta5
Por Notimex CIUDAD DE MÉXICO.- La Academia Nacional de Arquitectura y el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México entregaron, la víspera, un reconocimiento a la trayectoria profesional de Pedro Ramírez Vázquez (1919), en el Museo Nacional de Antropología e Historia. En el acto celebrado en el Auditorio Jaime Torres Bodet, el laureado arquitecto mexicano, quien además festejó 90 años de vida, expresó su beneplácito y aseguró que a pesar de su edad avanzada el tiempo no lo detendrá, "hay que seguir adelante", señaló. Afirmó que aun cuando la tecnología avanza, "en el país crecen nuestras carencias, pues no se ha logrado que sea al mismo ritmo que requieren las demandas". Señaló que en una profesión de servicio como es la arquitectura se debe tener la conciencia clara de que urge plantear nuevas metas. "Nuestra tarea de servir no puede y no debe tener pausas. Por fortuna siempre hay familia, amigos y colaboradores que me permiten mantener el esfuerzo, alentar la creatividad, la fuerza y la decisión que en la universidad aprendí: el respeto al pasado y la aspiración al futuro", dijo. Durante el evento, autoridades del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), lo mismo que la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se sumaron al festejo destacando la vida y obra de uno de los arquitectos más prolíficos, cuya obra forma parte del México moderno. Al tomar la palabra, Alfonso de Maria y Campos, director del INAH, celebró al creador del Museo Nacional de Antropología. De igual manera calificó a ese recinto como un ejemplo "casi único entre los grandes museos de historia de todo el mundo, en la época en que lo vio nacer". Mencionó que a 45 años de la apertura del citado museo, la institución a su cargo ha invertido en los últimos dos años más de 60 millones de pesos, para mantener la calidad del recinto e ir actualizando sus servicios. "Pedro diseñó un recinto donde sus elementos arquitectónicos proponen al visitante un singular diálogo entre pasado y presente. Un espacio donde la distinción de sus salas es en sí misma, una manera de narrar los acontecimientos históricos", dijo. Al respecto, María Teresa Vicencio, directora del INBA, destacó la labor creadora del artista e indicó que son muchos los trabajos los que Ramírez Vázquez ha contribuido a dar un rostro cultural a México. Entre ellos el Estadio Azteca (1965), las instalaciones donde se disputaron los Juegos Olímpicos de 1968, la nueva Basílica de Guadalupe (1976), el Palacio Legislativo de San Lázaro, el Museo del Templo Mayor y el Centro Cultural Tijuana. Comentó que en cada edificación, Ramírez Vázquez ha mostrado su talento y determinación para crear un género arquitectónico que atiende a la relación entre espacio y forma. Asimismo, Vicencio destacó la labor del arquitecto como promotor y presidente del Comité Organizador de los Juegos Olímpicos de México en 1968. "Sus creaciones se levantan firmes y acudimos a ellas, para comprobar que la arquitectura es el gran libro de la humanidad", expresó. Por su parte, el rector de la UAM, José Lema Labadie, felicitó a quien fuera el primer rector y fundador de esa casa de estudios en la década de los 70. De igual manera se pronunció a favor de la creación de un museo que lleve el nombre del connotado arquitecto mexicano y en el que se refleje su vida y obra. En su oportunidad, Pedro Ramírez Campuzano, hijo mayor del festejado, pidió ver al despacho de su padre, así como a su equipo de colaboradores, no como una firma o marca, sino como vínculo visionario para expresar con soluciones únicas, necesidades complejas. Arquitecto y urbanista, Pedro Ramírez Vázquez es autor de importantes proyectos en México y otras partes del mundo. Durante el gobierno de José López Portillo fungió como secretario de Asentamientos Humanos y Obras Públicas. Es egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México, donde también impartió cátedra como maestro. Entre sus proyectos en el extranjero destacan la capilla de la Virgen de Guadalupe en la Basílica de San Pedro, en el Vaticano; el Museo de las Culturas Negras en Dakar, Senegal y edificios gubernamentales para la nueva capital de Tanzania, Dodoma.