El estudio británico de arquitectura convertirá Dogpatch Power Station, una planta de energía inutilizable, en un espacio con residencias, tiendas, restaurantes y hoteles.

4 No me gusta0

Foster + Partners diseñó dos nuevos edificios de uso mixto para el sitio ubicado entre Dogpatch y el paseo marítimo. Los pisos superiores serán residenciales −2 mil 600 unidades planificadas por el desarrollador Associate Capital−; en tanto, en los inferiores se dedicarán 148 mil metros cuadrados de espacios de trabajo y para socializar.

Estos edificios se organizarán alrededor de patios llenos de comodidades como guarderías y lugares para dejar y recoger entregas de compras en línea.

 

La firma fundada por Norman Foster ha planificado incluir, además, rutas para peatones y ciclistas que conectarán el desarrollo con el paseo marítimo y el resto del Área de la Bahía.

Armstrong Yakubu, socio senior de Foster + Partners, señaló: “Este proyecto ofrece una oportunidad única para revitalizar un antiguo barrio industrial e infundir nueva vida a esta parte de San Francisco […] Nuestro objetivo es brindar a Dogpatch un marco urbano ideal para ayudar a crear una comunidad de trabajo y vida vibrante, saludable e inclusivo en el siglo XXI”.

Cabe destacar que el desarrollo incluirá la antigua sala de turbinas de la central eléctrica. Aquí, el estudio suizo de arquitectura, Herzog & de Meuron, está transformándolo en un rascacielos de oficinas y ciencias de la vida.