En el piso 14 se ubican oficinas corporativas y una sala de juntas, con iluminación superior y un espacio para reuniones y eventos.

6 No me gusta3

El estudio de arquitectura fundado por Norman Foster diseñó un bloque de oficinas para la Russian Copper Company, una de las compañías mineras más grandes de Rusia, en la ciudad de Ekaterimburgo.

Con vistas al río Iset en el centro de la ciudad, éste marca el primer proyecto de Foster + Partners en el país, tiene una altura de 15 pisos y fue diseñada para hacer referencia a las actividades especializadas de la empresa.

Su revestimiento en forma triangular está conformado por una celosía de cristal inspirado en el cobre, mientras que los paneles de revestimiento de acero inoxidable se colorearon mediante un proceso de deposición física de vapor (PVD, por sus siglas en inglés) para crear un acabado de color cobrizo.

En la parte superior, el logotipo triangular de la empresa se incorporó a la cristalería con vistas al río. Al respecto, la firma señaló:

“RCC es uno de los principales productores de cobre en el mundo […] La corona del edificio integra el nuevo logotipo de la compañía, un cambio de marca que, a su vez, se ha inspirado en la arquitectura”.

Rechazando la tendencia de espacios de oficinas grandes y diáfanos, cada módulo contiene dos pisos de oficinas cerradas dispuestas alrededor de un pasillo central en el que se incluyeron sofás que fungen como áreas de descanso; ofrece vistas a la ciudad a través de los ventanales. Una escalera en forma de ‘Y’ conecta ambas plantas.

Foster + Partners indicó: “El edificio reinventa la oficina celular convencional para establecer nuevos estándares de calidad, comodidad y flexibilidad. El punto de partida para cada piso fue reinventar la sede como una ‘casa para el personal’; en lugar de los grandes espacios comunes de trabajo convencionales, las habitaciones son de una escala doméstica más íntima”.

En el piso 14 se ubican oficinas corporativas y una sala de junas con iluminación superior y un espacio para reuniones y eventos. En la planta más baja, el edificio tiene áreas de descanso y salas de reuniones cerradas.

Cabe destacar que Foster + Partners diseñó el edificio para responder a la amplia gama de temperaturas de Ekaterimburgo con áreas sólidas y de vidrio en la fachada, las cuales, además de formar parte de la estética, cumplirán la función de reducir la luz solar directa en verano, pero permitir la entrada de luz invernal de bajo nivel en la oficina.

Actualmente, el equipo de diseño espera que esta sede de RCC reciba una calificación de sostenibilidad BREEAM Excellent.

Además de tratarse del primer proyecto terminado del estudio de Norman Foster en Rusia, éste también estuvo a cargo del diseño de muchos de los muebles y accesorios que decoran la oficina, “lo que ilustra [su] compromiso con la artesanía”.