Tan solo Yucatán rompió récord de visitantes en 2019 cuando llegaron al estado 2.8 millones de personas por aire y más de 400 mil en cruceros de todo el mundo.

9 No me gusta0

Las arquitectas Gabriela Bojalil y Ana Elena GayAranda, de los despachos DAFDdf y AE GAYARANDA respectivamente, realizaron el diseño arquitectónico de las dos principales estaciones del Tren Maya: Palenque y Chichén Itzá.

Los anteproyectos de ambas estaciones apuestan por una arquitectura sustentable, pensados especialmente para generar un impacto positivo en el medio ambiente, con la finalidad de contribuir al bienestar de México.

Por un lado, la estación de Palenque, a cargo del despacho de Gabriela Bojalil, es de carácter turístico y de “demanda media”. Será una estación terminal ubicada en el terreno del antiguo aeropuerto de Palenque, cuyo diseño arquitectónico retoma la máscara de Pakal y estará conformada por un edificio con grandes cubiertas inclinadas; se incluirán zonas públicas y andadores con locales comerciales y de servicios, además de jardines que buscarán evocar a la selva chiapaneca.

En cuanto a la estación Chichén Itzá, de demanda alta y a cargo de la firma de Ana Elena GayAranda, funge como un “portal de acceso al sitio arqueológico”. Su diseño no busca solo la sustentabilidad, sino también ser un punto de encuentro a través de una plaza de recibimiento al aire libre que, a través de una serie de recorridos, invita a los visitantes a vivir diferentes experiencias. Por ejemplo: A degustar comida yucateca a través de un corredor gastronómico.

Asimismo, se incorporará un corredor turístico o comercial que permita disfrutar caminando, en bicicleta o bicitaxi, de los vestigios mayas de Chichén Itzá. El objetivo: Incentivar el margen de permanencia de los turistas mediante espacios lúdicos de esparcimiento cultural.

La arquitectura de esta estación incluye tres elementos del mundo maya: El primero, el Arco Maya; segundo, la ceiba, un árbol sagrado que representa el centro de la tierra; tercero, la geometría “sagrada de la piel de la serpiente”.

Respecto a esto último, la estructura de la estación está conformada, de manera conceptual, por el cuerpo de la serpiente que representa la transición de la vida contemporánea hacia el misticismo maya. Dando como resultado un proyecto que fusiona arquitectura, diseño urbano y de paisaje, mientras conserva el ecosistema y las raíces mexicanas.

Chichén Itzá forma parte del Tramo 4 del Tren Maya, y se ubicará en la parte nororiente entre la ciudad de Pisté y el polígono de la zona arqueológica.

Tan solo Yucatán rompió récord de visitantes en 2019 cuando llegaron al estado 2.8 millones de personas por aire y más de 400 mil en cruceros de todo el mundo. Tan solo en Chichén Itzá se reciben 10 mil turistas diarios, lo que habla de la importancia de esta estación para el Tren Maya.