De nombre Svart, este desarrollo turístico ofrece una vista panorámica del glaciar Svartisen; está pensado para tener un consumo de energía 85% menor al promedio.

1 No me gusta0

La firma noruega de arquitectura, Snøhetta, ha diseñado Svart, el primer hotel con un concepto energéticamente positivo ubicado en el Círculo Polar Ártico, con una vista panorámica del glaciar Svartisen.

Su forma circular se extiende desde la costa, hasta las claras aguas del fiordo ártico. En comparación con otros hoteles modernos, Svart reduce su consumo de energía anual en un 85%, además de cosechar la suficiente energía solar para cubrir las operaciones del hotel.

Su arquitectura está inspirada en las tradiciones locales de construcción costera, y se alza sobre pilotes de madera que disuelven el límite entre la tierra y el fiordo. Se encuentra justo encima del Círculo Polar Ártico, donde los días de verano duran para siempre, y en invierno, el cielo se ilumina por auroras boreales.

Su nombre hace referencia al patrimonio natural del antiguo glaciar Svartisen –el segundo más grande de Noruega. Su apertura está planeada para 2021, y tiene como fin el convertirse en el mayor edificio Powerhouse del mundo.

Kjetil Traedal Thorsen, socio fundador del despacho, expresó: “La construcción en un entorno tan frágil conlleva algunas obligaciones claras en términos de preservación de la belleza natural, flora y fauna del sitio. Para nosotros era importante diseñar un edificio sostenible que dejara una huella ambiental mínima”.