RIBA otorgó el premio Stephen Lawrence 2019 a una construcción ubicada en Berkshire, Reino Unido; destaca por su diseño realizado con tejido vegetal.

7 No me gusta12

Para este año, el premio Stephen Lawrence  fue entregado para una vivienda que está hecha de corcho casi en su totalidad; además, el Real Instituto de Arquitectos Británicos (RIBA) reconoció que esta construcción es sustentable, además de que se ensambla de forma manual. La innovación consiste en que los componentes se unen sin pegamento, lo cual permite que sean desmontados, reutilizados o reciclados.

El proyecto se erigió sobre una superficie interior de 44 metros cuadrados, a cargo de Matthew Barnett Howland + Dido Milne y Oliver Wilton. Asimismo, la firma ARUP participó con la realización de la ingeniería estructural.

La innovación real de Cork House consiste en sus componentes; los bloques de corcho fueron fabricados con base en subproductos y desechos de la industria forestal y de tapones de corcho. El enfoque de sostenibilidad que distingue al proyecto, fue diseñado, probado y desarrollado en colaboración con The Bartlett School of Architecture UCL. Cork House se construyó sobre los terrenos de una casa de molino del siglo XIX y, en ese sentido, logra respetar y reflejar el entorno natural.

El galardón busca fomentar nuevos talentos arquitectónicos experimentales y reconoce proyectos con un presupuesto de construcción de menos de un millón de libras. Es preciso destacar que este galardón fue otorgado por primera vez en 1998, en memoria de Stephen Lawrence, quien daba los primeros pasos para ser arquitecto antes de morir en 1993. El reconocimiento consta también de 5 mil libras.