Por primera vez, se entregó un reconocimiento a una edificación de este tipo y fue el estudio de arquitectura Mikhail Riches el encargado de recibirlo.

67 No me gusta32

El Premio RIBA Stirling, otorgado por el reconocido instituto británico, es uno de los más altos honores en la arquitectura. El ganador de este año: el esquema de viviendas sociales de Goldsmith Street, diseñado por el estudio de arquitectura londinense Mikhail Riches.

El complejo cumple con los rigurosos estándares medioambientales Passivhaus, el cual se trata de un estándar para la construcción de viviendas inaugurado en mayo de 1988; proviene del inglés passive house standard y se traduce como una casa o hábitat pasivo, en donde se utilizaron recursos de arquitectura bioclimática combinados con una eficiencia energética superior a la construcción tradicional.

La unidad ganadora comprende 105 viviendas de ultra bajo consumo de energía para el Ayuntamiento de Norwich, éstas están dispuestas en filas de casas de dos pisos. El proyecto fue aclamado por el jurado y descrito como “un proyecto innovador y una contribución excepcional a la arquitectura británica”. Por su parte, Alan Jones, presidente de RIBA, lo consideró como “un faro de esperanza” ante la emergencia climática global.

El Premio RIBA Stirling se ha otorgado anualmente desde 1996 a los edificios con más impacto significativo en la arquitectura británica. Este año es la primera vez que el galardón se entrega a viviendas sociales. En 2018, el premio fue otorgado, por tercera vez, al estudio de Norman Foster por la sede central europea de Bloomberg en Londres.