|  

El arribo de la pandemia mostró que la tecnología ofrece ventajas para hacer posible las relaciones, influyendo en nuestro bienestar.

13 No me gusta0

 

En Latinoamérica, las relaciones personales son fundamentales en la vida de un 74% de individuos, sobre todo, basadas en la confianza y apoyadas por la tecnología para construir y mantener conexiones de calidad y cercanía con otros (78%).

Datos interesantes si se toma en cuenta que, después de dos años del inicio de la pandemia, la tecnología ha sido fundamental para que las personas continúen con sus vidas cotidianas, migrando sus actividades del mundo offline al universo online.

 

La tecnología funciona como un puente entre las personas, que les facilita la necesidad de estar conectadas independientemente de las distancias físicas.

 

En México, un 82% considera que la tecnología es un facilitador para lograr relaciones de calidad, en especial vía redes sociales, pues para el 72% es una herramienta indispensable para conectar con otros.

Según el informe ‘La importancia de las conexiones humanas’, los hispanos son selectivos para construir vínculos personales: Chile y Colombia (86%), Argentina (81%), México (77%) y Perú (75%).

 

 

Además, siete de cada diez personas se relacionan presencialmente y utilizan WhatsApp, mientras que las videollamadas crecieron y aún son un mecanismo para mantenerse conectado.

Para un 85% de las personas que viven los países ya mencionados, la pareja, los hijos y la familia de origen son los grupos más importantes, superando a los amigos íntimos, refiere el informe.

 

 

Hablar de conexiones suele llevarnos a pensar en tecnología, pero ahora que la vida es más digital sabemos que son las personas quienes le dan sentido a la tecnología y que las conexiones más importantes son las humanas, dijo Alfonso Gómez Palacios, CEO de Telefónica Hispanoamérica.

Para Robert Waldinger, psiquiatra de la Universidad de Harvard, la importancia de la tecnología en el mantenimiento de las relaciones, que ofrece ventajas para hacerlas posibles, y destacó que “el uso de éstas influye en nuestro bienestar”.