|  

El titular de Segob, Adán Augusto López, cuñado del actual gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, estaría en la terna para buscar la presidencia.

0 No me gusta0

Durante varios meses, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y rompiendo los cánones del priismo, que daba a conocer al destapado presidencial un año antes, y quien lleva meses diciendo que Claudia Sheinbaum será la siguiente presidenta de México.

Pero el día de ayer ya salió un caballo negro. Se trata del titular de la Secretaría de Gobernación y cuñado del actual gobernador de Chiapas, Rutilio Escandón, Adán Augusto López.

Lo anterior, porque AMLO se decantó en elogios ante los diputados guindas:

 

“Y, a ver, vamos a poner a consideración, vamos a hacer una especie de encuesta, de consulta, rápida, breve. ¿Verdad —díganme si sí o no— verdad que tenemos un buen secretario de Gobernación?”, dijo Obrador en un evento con legisladores de Morena, el partido en el poder.

 

Ante el llamado, como en los tiempos de las cargadas priistas, los legisladores gritaron: “¡Sí! ¡Presidente! ¡Presidente!”

(Adán Augusto) “nos ayuda mucho, está a cargo de llevar a cabo la conciliación, los acuerdos con legisladores, con gobernadores, con la Fiscalía General de la República, y con el Poder Judicial. Me aligera la carga”.

 

 

Para el columnista Federico Arreola, fundador del portal “El Sendero del Peje” ahora llamado solo SDP Noticias, el hecho puede interpretarse como un guiño a la sucesión:

“Si había solo dos aspirantes a la candidatura presidencial de Morena —Claudia Sheinbaum y Marcelo Ebrard—, ahora hay tres (…) Lógicamente, el destape de Adán Augusto de inmediato debe haber modificado las estrategias de la jefa de gobierno de la Ciudad de México y del titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores, quienes desde hace bastante tiempo lideran la causa sucesoria”.

Arreola citó a Reforma, ya que, según él, a Sheinbaum “no le cayó bien enterarse que al secretario de Gobernación, el mismísimo presidente le organizó una ovación de pie por parte de toda la bancada morenista de la Cámara de Diputados, con la que se reunió. ¿Cómo hacen las corcholatas cuando las destapan? ¡Tsssss!”.

Sin embargo, el columnista desliza que Obrador estaría preparando un golpe espectacular en 2024:

“(AMLO) ha logrado que la oposición se dedique a criticar y combatirlo, mas no a construir una opción viable. Así las cosas, su gran secreto, que no comparte con nadie, es el nombre —del candidato o la candidata de Morena para el 2024— cuando lo haga público, empezará a modificarse toda su ecuación. López Obrador ejecutará antes de las elecciones presidenciales un salto mortal. Creo que la acrobacia será exitosa y van a ganar AMLO, su partido y quien él decida le releve en Palacio Nacional”.

Con información de la Presidencia, Federico Arreola en SDP, y Reforma.