|  

La revocación de mandato “fue una especie de elección soviética”,  en la que Morena ha perdido 15 millones de votos por descalificación constante.

0 No me gusta0

Días después al ejercicio de la revocación de mandato, en la que el gobierno del presidente de México, Andrés Manuel López Obrador se buscó autopromocionar, se comprobó que el ejercicio solo fue para propaganda política, pero con poca participación ciudadana.

“Más que una revocación -que nadie estaba solicitando- el ejercicio político lo usó y manipuló para pegarle al INE, pero en realidad, 83% de la ciudadanía no le hizo caso a ese ejercicio”, destacó el analista político e historiador socialdemócrata, José Antonio Crespo.

En un programa conducido por Marco Levario Turcott, de la Revista Etcétera, transmitido el 16 de abril, el analista señaló que pese a que los allegados a la 4T afirman que AMLO ganó con un margen de 93%, pero se trató en realidad de una elección parecida a la de un régimen soviético:

 

“Sí, efectivamente fue así, porque (AMLO) no tenía nadie enfrente y claro que iba a ganar con una especie de elección soviética” y además, la revocación se “convirtió en un acto de autoproclamación de Morena y su líder, más que un ejercicio meramente revocatorio”.

 

Advirtió que Obrador ha perdido más de la mitad de los electores que votaron por él durante 2018, pero ya desde 2021, se había notado un descenso importante en los votantes por ese partido político.

“Y hay que tomar en cuenta que muchos de los 15 millones, muchos fueron acarreados, y mucha gente fue parte de su clientela de sus programas sociales; muchos fueron presionados por sus jefes a nivel estatal y federal. Son mecanismos que utilizaba el PRI y ahora los usa Morena y están reviviendo. Fue una consulta de Estado y un ejercicio “tramposo” en donde se “cometieron una gran cantidad de ilícitos”.

 

 

Acusó que México está en una situación donde se busca ir minando a las instituciones y donde la polarización va creciendo, ya que a través de la mañanera, “se encarga de echarle todos los días gasolina al fuego, y las confrontaciones, las trampas, las acusaciones y las calumnias hacen que la sociedad se polarice más, ya que lo que él hace, sus seguidores lo hacen también”.

La revocación de mandato “nos alerta que en el Gobierno Federal se está en toda la disposición que están en línea de hacer una elección de Estado en 2024. A lo mejor lo empiezan a hacer en las elecciones estatales. Por eso quieren controlar al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal (Electoral) y espero que no lo logren, que resistan. Ya que entonces, se tendrían todos los elementos para lograr un triunfo (en 2024) al margen de la voluntad ciudadana”.

De darse ese escenario en 3 años más, podríamos ver un retroceso de 40 años, sentenció, con riesgos de que no se mantenga una estabilidad política ni democrática y con el riesgo de que haya una destrucción democrática.

Contrapeso

El analista dijo que actualmente los medios de comunicación y los opinadores sí han sido un contrapeso para el poder, “a veces rebasando la propia posición partidista, y el cambio electoral, que nos puede llevar a un cambio electoral” y sugirió a la oposición a buscar un solo candidato para 2024, “y que no vaya cada partido con un candidato”, porque con ese escenario “sí gana Morena en 2024”.

“Morena llegará a 2024 con toda la intención de lograr una elección de Estado. Si la oposición está dividida, no hay nada qué hacer, pero a lo mejor se le puede ganar a Morena, a pesar de todo”.

Dijo finalmente que debido a las pugnas de poder al seno de Morena no se descarta una fractura hacia las elecciones de 2024, y dijo que para ello sí ve desprendimientos: “Veo a Ricardo Monreal salirse o el caso de Marcelo Ebrard, y en los que México podría llegar a un escenario de mucha decadencia e inestabilidad social y económica”.  

Con información del canal de La Revista Etcétera.