|  

Un líder consciente, según Fred Kofman, es aquel que va más allá del protagonismo. Es ejemplo a seguir, al demostrar que sus acciones y valores van acordes a una misión.

7 No me gusta8

Ante los momentos de incertidumbre que se vivieron a nivel internacional por la Crisis del Covid-19, el concepto del liderazgo se replantea con nuevas características y retos, para que las empresas pervivan, se catapulten y se reconfiguren.

En caso de no ser así, se corre el riesgo de perder el control y que las empresas se empoderen, o caigan, más en un contexto como el de México, donde el concepto de liderazgo es muy depreciado y donde la cultura de la adulación prevalece.

En este sentido, la forma de ver el mundo de los negocios ha cambiado y esto se debe a diferentes realidades como la globalización, la revolución tecnológica, los cambios en el consumidor y la importancia de llevar una vida consciente como parte importante en el proceso del liderazgo empresarial.

En primera instancia, es necesario hablar sobre la consciencia y la toma de decisiones:

De acuerdo con Fred Kofman en su libro “La empresa consciente”, la consciencia es la capacidad que podemos desarrollar para aprender a darnos cuenta del impacto que tienen nuestras acciones, tanto en nosotros mismos, como en las relaciones personales con otros. Es decir, que la consciencia de nuestro comportamiento determina la calidad de las decisiones que tomamos.

Un líder consciente, no buscará culpables, sino que se hará responsable de su contribución a los resultados que genere.

Líder consciente contra jefe infalible

Peter F. Drucker, en su libro “The Practice of Management” afirmaba que el concepto de líder estaba enfocado a aquel que tiene seguidores y para que sea efectivo su liderazgo, debe enfocarse en los resultados y no en los atributos. Así por muchos años, las compañías más importantes en el mundo llevaron el liderazgo bajo este enfoque.

Con base en este concepto, los líderes tradicionales en las organizaciones tenían roles en equipo como:

  • Ser autoritarios (yo sé, yo tengo la razón, yo me impongo) 
  • Controlan tareas y/o seleccionan a personas para ciertos trabajos 
  • Generar comunicación en dos sentidos. 
  • Buscan destacar más que influir. 
  • Poca apertura al cambio.

Un líder consciente, según Fred Kofman, es aquel que va más allá del protagonismo. Es ejemplo a seguir, al demostrar que sus acciones y valores van acordes a una misión, el empoderamiento y la responsabilidad de los colaboradores.

Asimismo, ayuda a sus allegados a enfrentarse a nuevos retos con la finalidad de no crear un vicio o ciclo como víctimas de sus propias tareas laborales.

En otras palabras, el líder consciente:

  • Es un arquitecto de la organización. 
  • Impacta en 3 dimensiones: en las personas, las relaciones y los resultados.
  • Guía con sus acciones, es coherente con lo que dice y hace.
  • Escucha activamente a los involucrados o colaboradores. 
  • Promueve la responsabilidad individual para el correcto desempeño colectivo; no aisla a ciertos elementos.
  • No solo vive de manera consciente dentro de la empresa, sino en su vida personal. Persigue un propósito con disciplina a través de valores de lealtad, servicio, mediación y ejemplo a seguir.

¿Cómo ser un mejor líder?

A través de un liderazgo consciente se pueden obtener mejores resultados en equipo, y forjar un camino como persona que inspira a otras a ser un mejor, destaca un comunicado del Tec de Monterrey.

Fred Kofman, es el fundador y presidente del CBC, experto y asesor en materia de liderazgo y cultura en empresas. Anteriormente, fue vicepresidente de desarrollo ejecutivo en LinkedIn. Actualmente, trabaja y asesora a grandes compañías como Google, entre otras. Fred es autor de la trilogía Metamanagement (2001), La empresa consciente (2008) y La revolución del sentido (2018)

Y tú ¿ya eres un líder un consciente?