La automatización de procesos, IA y analítica inteligente no solo son soluciones para ahorrar costos y favorecer el crecimiento en las empresas.

3 No me gusta0

Las tecnologías emergentes como la automatización de procesos, la inteligencia artificial (IA) y la analítica inteligente, pasaron de ser soluciones para ahorrar costos y favorecer el crecimiento en las empresas, a ser esenciales para la sobrevivencia.

A partir del 2022 todo será más inteligente y la transformación empresarial girará en torno a centrarse en el cliente, empoderar a los empleados, optimización de operaciones y transformar productos, para obtener flujos de producción automatizados y aprovechar la tecnología para aprender de los clientes.

José Marcelo Tam Málaga, vicepresidente de Transformación Digital de Softtek, mencionó que la IA seguirá cambiando todos los sectores, como el transporte, manufactura, medicina, educación o finanzas. Dijo que esta tecnología permite la automatización de tareas repetitivas, sin errores ni baja de rendimiento.

“Asimismo, a través del machine learning, las máquinas pueden aprender y ser capaces de identificar patrones entre datos para hacer predicciones. Todo esto nos llevará hacia una IA realmente inteligente, con procesamiento del lenguaje y habla, aprendizaje no asistido, profundo, lógica difusa y compleja”.

IA no reemplazará a las personas

Aunque la Inteligencia Artificial es necesaria para automatizar las actividades en una empresa para reducir costos, no representa un riesgo para las personas, pues su aplicación tiene la finalidad de mejorar la calidad de vida y las empresas mezclan el mundo físico con el digital.

Además, esta tecnología abre posibilidades de eficiencia, aprendizaje y autonomía. “Aprendamos de los start-ups, nuevos negocios digitales, quienes ofrecen experiencias físicas y digitales, mezclando lo que ocurre en la vida real con lo digital de una manera simple y amigable”, señalaron los especialistas de la empresa. 

Tam Málaga  mencionó que actualmente el personal de las empresas está conformado por un 50% de menores de 35 años, incluso los clientes de estas rondarían la misma edad; “millennials, quienes quieren trabajar en una empresa que se preocupe por el mundo y tenga herramientas que los empodere”.

Y añadió que las grandes empresas tienen la capacidad de crear negocios por medio de eficiencia operativa digital, con una fuente de ingresos, canales y ofertas digitales que posibilitan extender el servicio y el segmento para mover la oferta en el mercado, de acuerdo con una publicación de ElDictamen.