La Realidad Aumentada y la Realidad Virtual serán más necesarias en la educación en el corto plazo, destaca un análisis a jóvenes que llevó a cabo EY.

1 No me gusta0

Similar al impacto que tuvo la crisis financiera de 2008 y la Gran Recesión hipotecaria en Estados Unidos para los Millennials, para la llamada Generación Z o Gen Z, la crisis por el Covid-19 será determinante para ellos.

La Gen Z, con edades de los 18 a 23 años, vive de una manera intensa el cierre de escuelas y las cuarentenas hasta el distanciamiento social y alto desempleo, con lo que llegará a la mayoría de edad envuelta en un reto existencial de incertidumbre económica y sanitaria.

Posterior a una sesión virtual con jóvenes de la Gen Z de todos los continentes, en la que contrastó las diferentes perspectivas respecto a la nueva normalidad, tomando en cuenta el orden global, las sociedades y la economía, se compartieron diversos aprendizajes.

Continuarán tensiones

En lo que refiere al orden global, la Gen Z centra gran parte de la discusión en la disminución de la influencia de Estados Unidos y las continuas tensiones con China, además que los participantes esperan que los países más pequeños, particularmente en Asia y África, aumenten su importancia, si manejan bien la pandemia.

Los jóvenes abordaron el potencial de inestabilidad política, afirmando observar altas tasas de desempleo y profundas recesiones que alimentan los sentimientos nacionalistas y refuerzan el autoritarismo, por lo que esperan un fuerte descenso de la inmigración, con preocupantes implicaciones para los refugiados y la movilidad laboral.

Algunos participantes expresaron optimismo sobre la colaboración global en el desarrollo y la distribución de vacunas y su decepción por las acciones de los líderes para salvaguardar la salud pública, criticando la falta de toma de decisiones basada en datos y en la ciencia.

 Los jóvenes además afirmaron, que de tener poder, darían prioridad a la ciencia y la tecnología para abordar la pandemia, aumentando la proactividad por medio de la implementación de mascarillas obligatorias e impulsando la cooperación global en el desarrollo y distribución de vacunas.

Mayor desigualdad política y social

En el tema de sociedades y economía, la Gen Z expresó que la pandemia incrementará la desigualdad y el malestar social; enfatizaron la creciente brecha digital, el acceso desigual a la educación y la atención médica

Fueron más pesimistas al citar temas relacionados con política, corrupción y grupos de interés como impedimentos para cerrar brechas.

Sobre el cambio climático, ésta fue una preocupación central durante la discusión, ya que esperan que los gobiernos y empresas tomen medidas más decisivas. Sin embargo, algunos, por las consecuencias económicas creen que se le restará prioridad a la emergencia climática.

Creen que los líderes globales carecen de empatía por grupos vulnerables; comentaron que de estar a cargo, proporcionarían recursos y apoyo a las pequeñas empresas locales, dando prioridad al acceso equitativo a los tratamientos y vacunas, además de enfatizar la cooperación dejando de lado el individualismo.

Presentan inquietud por la inclusión, la igualdad de oportunidades económicas y la justicia social.

La escuela debe socializar

En cuanto al futuro del aprendizaje, la Gen Z es bastante crítica en lo que refiere a la implementación del aprendizaje a distancia durante la pandemia, señalando la aplicación no inspirada de plataformas a los modelos educativos existentes, los altos niveles resultantes de agotamiento de los maestros y la confusión creada al oscilar entre los modelos en línea y en persona.

Los jóvenes esperan que continúe el aprendizaje virtual, aunque con reformas y mejoras en los métodos de enseñanza virtual y certificaciones obligatorias para el aprendizaje en línea.

Esperan que las plataformas en línea mejoren la seguridad y que las instituciones educativas desarrollen sus propias plataformas con un auge en la Realidad Virtual (RV) y Realidad Aumentada (RA).

Algunos participantes expresaron su preocupación de que el aprendizaje en línea dañe las habilidades sociales al privarlos de la interacción con sus compañeros. En tanto, otros sintieron que el aprendizaje a distancia podría beneficiar a los estudiantes tímidos, que podrían tener más confianza para participar en un entorno virtual.

“A medida que esta generación madure y se convierta en líder, consumidor, trabajador y votante, es importante que las organizaciones presten atención al efecto que tendrá la pandemia en sus puntos de vista y expectativas de la sociedad, los gobiernos y las empresas, con el principal objetivo de prosperar en el mundo más allá de la pandemia”, afirma Gilberto Lozano, Socio Líder de Business Transformation en EY México.