Apenas el 9 de abril, el Gobierno Federal había anunciado que no se les atendería, sino hasta que les tocara por su edad; juez tomó en cuenta criterios de salud mundiales.

1 No me gusta0

Ayer y posterior a la realización de un juicio de amparo impulsado por Mexicanos contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), un Juzgado de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México otorgó una suspensión definitiva en favor de médicos privados que no son considerados de “primera línea” para el control de COVID-19.

El Juez consideró que el personal de salud pertenece a un grupo de mayor riesgo. Incluso, toma en consideración que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en la priorización de la vacunación, indica que la totalidad del personal de salud debe ser el primer grupo en ser inmunizado, con independencia de si se pertenece al sector público o al privado.

El pasado 9 de abril en conferencia mañanera, el Presidente de la República mostró su desdén por el personal médico privado, ya que éste “sería vacunado hasta que les toque por edad, sin tomar en consideración la exposición que tienen al virus SARS-CoV2 en la atención de cualquier paciente, no solo de personas enfermas de COVID-19”.

En esa misma fecha, en una reunión con las secretarías de Gobernación y Salud, representantes de personal de salud del sector privado fueron rechazados, al negárseles una fecha específica para que los trabajadores sean inmunizados.

La suspensión obtenida es un precedente relevante, pues abre la puerta para que el personal de salud del sector privado que aún no ha sido atendido reciba la vacuna de inmediato, en lugar de que tenga que esperar a que les toque por edad.

Ingratitud de la 4T

Diversos analistas observaron que cuando inició la campaña, el gobierno de la autollamada Cuarta Transformación hizo un llamado a los médicos y clínicas privadas para atender a enfermos de Covid, a lo cual accedió el sector, sin embargo, a medida que llegaron las vacunas, el Presidente, desde la mañanera, lo ha desdeñado.

Los médicos privados, camilleros, enfermeras y personal de limpieza en los hospitales privados, se han manifestado varias veces a nivel nacional para que no se les niegue el acceso a la vacunación.

Cabe recordar que en otros países, tanto a los médicos privados y públicos se les considera en el mismo grupo, y por ejemplo, en Italia, se sanciona a todo el personal que no esté vacunado, privado o público, ya que es obligatorio desde el inicio de la emergencia internacional.