El anteproyecto será efectivo cuando se publique en el DOF, por lo que los burócratas cumplirían 16 meses sin regresar a las oficinas.

2 No me gusta0

La Secretaría de la Función Pública (SFP) presentó un anteproyecto a la Comisión de Mejoría Regulatoria (Conamer) para extender el periodo de Home Office de los burócratas del gobierno federal hasta el 30 de julio, con la finalidad de reducir el riesgo de contagio por Covid-19.

El anteproyecto buscará que los empleados, que cumplirían 16 meses sin regresar a las oficinas, realicen el trabajo a distancia en los casos en los que sea posible y no se altere el debido cumplimiento de sus funciones, en especial, de personas con discapacidad, mujeres embarazas o en lactancia.

También se tendrá especial énfasis en que no realicen el trabajo desde las oficinas quienes padezcan enfermedades crónicas como obesidad mórbida, diabetes, hipertensión arterial, asma, enfermedades cerebrovasculares, infección por VIH, enfermedad renal crónica o que estén en tratamientos de cáncer.

El acuerdo, que se publicaría en los próximos días en el Diario Oficial de la Federación (DOF), señala que también se buscará que haya días de trabajo presencial alternados, procurando asegurar en todo tiempo las medidas sanitarias recomendadas por la Secretaría de Salud (Ssa).

Quedarían excluidas las secretarías de la Defensa Nacional (Sedena), de Marina (Semar) y de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), las instituciones y autoridades que participen en seguridad y la Guardia Nacional y todos los organismos que presten servicios públicos de salud y protección civil.

Los argumentos que se presentan en el anteproyecto señalan que la estrategia nacional de vacunación del gobierno federal prevé cinco fases, cuya conclusión se proyecta al primer trimestre de 2022, por lo que el avance de la misma, en conjunción con la observancia de las medidas sanitarias, permitirán el regreso paulatino y ordenado de las labores presenciales en el servicio público.