La ahora llamada “Ley Zaldívar” fue aprobada con 86 votos a favor, 23 en contra y dos abstenciones, con lo que el magistrado terminaría su mandato hasta el 30 de noviembre de 2024, al mismo tiempo que el presidente López Obrador.

1 No me gusta1

Senadores de Movimiento Ciudadano, PRI y PAN, analistas políticos, periodistas y constitucionalistas, entre otros, criticaron de manera enérgica el cambio de última hora para que el autollamado Gobierno de la Cuarta Transformación (4T) tenga más poder en el último tramo del mandato del Presidente Andrés Manuel López Obrador.

Incluso, los senadores Damián Zepeda y Kenia López, calificaron a la medida como un eventual “golpe de Estado”, ya que dará a la Presidencia un poder de maniobra que no tuvo antes una Presidencia en México.

La nueva normativa fue propuesta a través de un partido aliado de Morena (Partido Verde Ecologista de México) para que se alargara la presidencia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por dos años más, saltando preceptos de la Constitución.

La ahora llamada “Ley Zaldívar” fue aprobada con 86 votos a favor, 23 en contra y dos abstenciones, con lo que el magistrado Arturo Zaldívar Lelo de Larrea terminaría su mandato hasta el 30 de noviembre de 2024, prácticamente al mismo tiempo que el presidente López Obrador.

Jugada maestra

La medida, según analistas, le daría amplio margen en caso de medidas políticas o económicas sean rechazadas por otras instituciones, tal como la desaparición de organismos (como el Instituto Nacional Electoral), organismos autónomos, decisiones de expropiación, e incluso, la posibilidad técnica de un eventual periodo de alargamiento de la Presidencia.

Así lo planteó el periodista Sergio Sarmiento en sus redes sociales: “Si pueden alargar el mandato del Presidente de la SCJN, ¿podrán alargar seis años el del Presidente de la República?”

La polémica propuesta del senador Raúl Bolaños-Cacho Cué fue ampliamente rechazada por la senadora Lilly Téllez, quien en sus redes sociales acusó que la medida fue hecha “a escondidas” y fue calificada como “atropello a la democracia (…) es un manotazo grosero del Presidente (López Obrador) para tener más poder”.

El ministro en retiro, José Ramón Cossío argumentó que la medida atropella el artículo 97 de la Constitución, que señala que el Presidente de la SCJN no puede ser reelecto. En el mismo sentido, el constitucionalista Diego Valadés afirmaron que el Poder Judicial no puede estar por encima de la Constitución; en el mismo sentido se pronunció José Miguel Vivanco, director ejecutivo de la División de las Américas de Human Rights Watch.

Por su parte, el presidente López Obrador, en su conferencia mañanera, con gesto de satisfacción, dijo que estaba de acuerdo con la ampliación del mandato del magistrado: “Le tengo confianza (…) es una gente honesta”.

Grave contubernio

Cabe señalar que la medida, de ser aprobada en la Cámara de Diputados, podría ser legal, sin embargo, existe la posibilidad de la interposición de amparos. La medida, daría más poder al Ejecutivo sobre la Suprema Corte, es decir, sería una supremacía sobre los tres poderes, para realizar prácticamente cualquier maniobra política y sin contrapesos.

Finalmente, el Senador Dante Delgado, coordinador del grupo parlamentario de Movimiento Ciudadano fue más allá, ya que prácticamente a gritos, acusó que el hecho es un contubernio entre el Senado y AMLO:

“Es un contubernio, hay que subrayarlo: contubernio, entre el ciudadano Presidente de la República, que no tuvo los pantalones de poner en la iniciativa que hizo propia el presidente de la Corte, este artículo adicional en los transitorios y que amplía la integración del Consejo de la Judicatura de manera indebida”.

“He denunciado la captura del Poder Judicial por parte del presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, que se da a través de estas normas, facultades discrecionales, para acabar con la independencia, autonomía e imparcialidad de jueces y magistrados (…) causa horror la aplicación de este ejercicio, son de las peores prácticas parlamentarias, no usadas por el propio decoro, por el viejo régimen”.

“El presidente de la República (…) es peor que los peores presidentes que ha tenido México”, sentencia el legislador que fue amigo personal y aliado político de AMLO durante muchos años. 

Con información de Infobae, Proceso, El Financiero, La Jornada, Redes sociales de Dante Delgado, Lilly Téllez, Aristegui Noticias y Senado de la República.