Se tomó la medida luego de detectar seis casos entre mujeres de 18 y 48 años, que presentaron síntomas entre el día 6 y 13, posterior a la vacunación.

1 No me gusta0

Tras “seis raros casos de un tipo severo de coágulo reportados” comparados contra las más de 6.8 millones de dosis de la vacuna Johnson & Johnson, se decidió la suspensión de ese fármaco en Estados Unidos.

Los llamados CDC o Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, así como la Administración de Alimentos y Medicamentos de ese país tomaron la medida luego de detectar seis casos entre mujeres de 18 y 48 años, que presentaron síntomas entre el día 6 y 13 posterior a la vacunación.

“Hasta que se complete ese proceso, recomendamos una pausa en el uso de esta vacuna por precaución (…) para garantizar que la comunidad de proveedores sea consciente del potencial de estos eventos adversos y pueda planificar el reconocimiento y manejo adecuados debido al tratamiento único que se requiere con este tipo de coágulo de sangre”, destacó el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP).

Según un comunicado,” las personas que han recibido la vacuna Johnson & Johnson y que han desarrollado un fuerte dolor de cabeza, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar dentro de las tres semanas posteriores a la vacunación deben comunicarse con su proveedor de atención médica”.

Según Carlos del Río, médico de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, citado por CNN, la reacción era rara: “Es un evento muy raro. Estás hablando de uno por millón, y cuando administras millones de dosis de vacunas, verás eventos como éste que no pudiste ver en el ensayo clínico solo porque no tenías millones de personas inscritas”.

La vacuna de Johnson se suma a la vacuna AstraZeneca, que no se usa ya en Estados Unidos, pero que sí ha sido autorizada en 70 países.