|  

‘Mi tienda en línea’ permitirá añadir un canal adicional de ventas para un 30% de las empresas medianas en México que aún no cuentan con una página de internet.

1 No me gusta0

 A fin de que el 30% de las empresas medianas en México que aún no cuentan con una página de internet o la tienen pero aún no pueden vender sus productos en línea, ‘Mi tienda en línea’ les permitirá añadir un canal adicional de ventas de forma profesional y a un costo atractivo.

HSBC México ofrece esta opción a través de un convenio establecido con la compañía de tecnología Grupo CSI, por el cual pagarán directamente a Grupo CSI, sin comisión ni pago adicional al banco.

Algunos de los servicios que podrán obtener las Pequeñas y medianas empresas (Pymes) son el desarrollo de sitio web con dominio propio y tienda en línea; catálogo ilimitado de productos, 25 productos les serán habilitados; la empresa podrá subir el resto de su oferta a través de auto-servicio.

También el dominio de hasta seis cuentas de correo; hosting en nube privada de Grupo CSI; integración con medios de pago, como terminal punto de venta, TPV, virtual con HSBC y Global Payments; y disponibilidad e-commerce 24x7.

“Las Pymes sólo requieren contar con una cuenta empresarial con HSBC para acceder a ese nuevo canal de ventas digital, por el cual pagarán directamente a Grupo CSI, sin comisión ni pago adicional al banco”, informó la firma en un comunicado. 

Juan Carlos Pérez Rocha, director general de banca de empresas de HSBC México, mencionó que “la contingencia sanitaria ha dejado claro que mientras más digital es una empresa para exhibir y vender sus productos, sus horizontes de venta se amplían de forma considerable. En HSBC queremos ser el puente que haga posible ese proceso”.

HSBC México añadió que los beneficios de esta tienda para Pymes incluye recibir pagos con tarjetas de crédito o débito de cualquier banco, Visa y Mastercard, nacionales o internacionales. Que los productos serán observados desde cualquier dispositivo móvil y PC. 

Los interesados también enviarán correos electrónicos a sus clientes para realizar promociones más efectivas u ofrecerles cupones de descuento. La tienda en línea tendrá liga directa a las redes sociales de la empresa, para que los clientes puedan llegar con más facilidad.

La empresa podrá generar un reporte completo de toda la operación en línea, además de tener un apoyo en la administración de productos, como inventario, distribución, productos más atractivos para el cliente; compras realizadas por los clientes, etcétera. Recibirán capacitación a través de e-learning.

Mientras que los clientes de las empresas medianas mejorarán su experiencia de compra, al encontrar fácilmente todo tipo de productos y servicios, además de información de la empresa agracias a los filtros que pueden utilizar.

Podrán calificar el producto y compartir su opinión en las redes sociales de la empresa; accederán a recompensas, como cupones de descuento y programas de lealtad, conforme lo determine la empresa; tendrán acceso a un sitio que puede estar en diferentes idiomas, entre otros. 

El dato:

La Asociación Mexicana de Venta online (AMVO) refiere que la pandemia detonó que más Pymes incorporaran las ventas por internet a sus canales tradicionales; antes del COVID-19, tres de cada diez Pymes anticipaban que sus ventas online representaban menos del 1% del total de sus ventas, pero para mayo-junio de 2020 la expectativa era que aumentara a más del 31% después de la contingencia sanitaria.