Reconoce que en el país hay 400 mil inmuebles en abandono.

1 No me gusta0

El Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia mañanera, reconoció que ya tuvo una reunión con el Consejo del Infonavit con el propósito de avanzar en las propuestas que envió recientemente a la Cámara de Diputados y para acelerar el proceso de agilización de la cuenta de los trabajadores.

“Hemos estado platicando con los miembros del Consejo del Infonavit (además que) envié una iniciativa de reforma a la Ley del Infonavit. El propósito de esta iniciativa, lo central, es que los trabajadores puedan recibir sus créditos sin intermediarios. Sin ningún condicionante. Y que puedan utilizar el dinero para construir sus casas, para comprar terreno, y autoconstruir; para poder comprar una casa usada, para lo que ellos decidan”, expresó.

No más unidades habitacionales

Sobre el actual problema de viviendas abandonadas, volvió a reconocer que hay cientos de miles, y lo más importante, es que ya no se construyan unidades habitacionales:

“Nada de que tiene que ser en una unidad habitacional, por toda la corrupción que ha imperado en todos estos créditos, donde construían unidades habitacionales malhechas, en barrancas, alejadas, alejadísimas de los centros de trabajo y en zonas de riesgo. Tenemos muchos casos. Al grado que hay como 400 mil casas o departamentos abandonados, desocupados por todo lo que fue la fiebre de construcción de unidades habitacionales en los gobiernos anteriores (Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto)”.

Aunque matizó: “No quiero generalizar, ha habido construcciones bien hechas y los trabajadores están contentos viviendo ahí con sus familias, pero en los últimos tiempos se echó a perder todo lo relacionado con los créditos”.

Recalcó el problema de sus malas construcciones con departamentos “muy pequeños, de 35 metros cuadrados, de 40 metros. Carísimos. Dos o tres veces más de lo que realmente valen o de lo que podrían costar. Ya queremos terminar con eso. (Queremos) Que el trabajador reciba el dinero y que decida qué va a hacer”.

Por la derecha

“Si va a comprar un terreno que (el trabajador) cuide la escritura y que sea real, que no lo vayan a timar. Si va a comprar una casa usada, lo mismo, pero que pueda hacer lo que quiera. Esa es la esencia de la reforma que estoy proponiendo. Como todavía no hay acuerdo de las partes, ayer me reuní con el Consejo, para que se llegara a un acuerdo y que se explicara el motivo de esta iniciativa y se avanzó bastante. Estamos a punto de lograr un acuerdo. Si lo logramos, se va a explicar aquí. Estamos buscando que en todos los créditos las tasas estén bajas y que no necesiten de intermediarios y mucho menos de coyotes”.