El cohete de Blue Origin se encuentra aún en fase de pruebas, el lanzamiento llevado a cabo buscaba probar las tecnologías de alunizaje de precisión.

1 No me gusta0

La nave reutilizable de nombre New Shepard, desarrollada por la empresa estadounidense de transporte aeroespacial fundada por Jeff Bezos, despegó y aterrizó con éxito tras la prueba realizada y relacionada con el cultivo de alimentos en el espacio.

Si bien el cohete de Blue Origin se encuentra aún en fase de pruebas, el lanzamiento llevado a cabo buscaba probar las tecnologías de alunizaje de precisión, con lo que se espera se realicen aterrizajes exactos y suaves sobre la superficie lunar y pueda utilizarse para transportar a personas de la Tierra al espacio y viceversa dentro del programa Artemisa de la NASA.

Respecto al vuelo que el New Shepard −que despegó desde el oeste de Texas y marca el decimotercer aterrizaje exitoso consecutivo de la cápsula de la tripulación−, Bob Smith, director ejecutivo de la compañía, señaló: “El vuelo de hoy fue inspirador. Usar New Shepard para simular el aterrizaje en la Luna es un emocionante precursor de lo que el programa Artemisa traerá a Estados Unidos”.  

Jim Reuter, administrador asociado de la Dirección de Misiones de Tecnología Espacial (STMD, por sus siglas en inglés), sostuvo que la asociación público-privada llevada a cabo por Blue Origin con la NASA es solo un ejemplo de cómo ambas industrias pueden trabajar juntas “con objetivos en común: explorar más espacios de la Luna y eventualmente llevar astronautas a Marte”.