La OMS ha privilegiado la cooperación con China para adelantar el antídoto.

2 No me gusta1

Actualmente hay una agenda de trabajo que incluye a nueve vacunas experimentales dentro de la iniciativa mundial COVAX, dirigida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), que tiene como objetivo distribuir 2,000 millones de dosis para fines de 2021.

Ante ello, las expectativas de que antes de que finalice el año se cuente con una vacuna, son altas. El director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, al dirigirse al final de una reunión de dos días de la junta ejecutiva sobre la pandemia, aseveró: “Hay esperanzas de que para fines de este año podamos tener una. Hay esperanza”.

Como se recordará, diversos analistas políticos han cuestionado la lealtad política de Tedros a China y prueba de ello es que la OMS ha presentado una lista de expertos que participarán en una misión internacional a China para acelerar la cura.

Otro dato adicional es que China está en conversaciones con la OMS para que evalúe su vacuna contra el covid-19. La OMS evaluaría la calidad, seguridad y eficacia de las vacunas chinas. De recibir una aprobación, estarían disponibles para uso mundial.

Avance europeo

Por su parte, la Unión Europea lanzó una revisión en tiempo real de una vacuna covid-19 desarrollada por la farmacéutica estadunidense Pfizer y la alemana BioNTech, dijo, luego de un anuncio similar de su rival AstraZeneca la semana pasada. El anuncio de la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) podría acelerar el proceso de aprobación de una vacuna exitosa en el bloque.

Actualmente hay 168 países que se han unido a la instalación de Covax, pero ni China, Estados Unidos ni Rusia se encuentran entre ellos.

La administración Trump ha dicho que, en cambio, se basa en acuerdos bilaterales para asegurar los suministros de los fabricantes de vacunas.

/Con información de CNN, Excélsior y El País./