El presidente de Francia, Emmanuel Macron, prevé la reconstrucción en cinco años con una reapertura en 2024.

0 No me gusta0

El presidente de FranciaEmmanuel Macron, considera necesario restaurar la catedral de Notre Dame y su aguja de forma idéntica a como era antes del devastador incendio de abril de 2019, tras cambiar su idea inicial de darle un toque “contemporáneo”, se informó este jueves.

 El jefe de Estado se unió así al consenso de los arquitectos y de la opinión pública, justo el día en que el arquitecto responsable de las obras, Philippe Villeneuve, presentó un proyecto en ese sentido.

Quince meses después del incendio él “se convenció” de que hay que restaurarla de manera idéntica, señaló la presidencia tras una reunión de la Comisión Nacional del Patrimonio y de la Arquitectura (CNPA), compuesta de representantes elegidos, expertos y arquitectos de la obra.

El debate sobre la reconstrucción de la aguja, uno de los símbolos de París, ha suscitado divisiones. Villeneuve ha sido abiertamente hostil a la idea de algo “contemporáneo”.

Ante la sorpresa general, Macron había mencionado poco después del incendio la posibilidad de darle “un gesto arquitectónico contemporáneo” para reconstruirla, lo que estimuló la imaginación de muchos grandes arquitectos. Algunos propusieron una aguja de vidrio, crear en el techo un jardín o una terraza panorámica.

Villeneuve siempre abogó por la fidelidad a la obra restaurada en estilo gótico en el siglo XIX por Viollet-le-Duc, cuyos planos están conservados. Argumentó que tal opción posibilita cumplir con los plazos de reconstrucción en cinco años, como lo deseaba Macron.