Las playas se mantendrán cerradas al público en general, aunque los hoteles que eventualmente reciban turistas podrán hacer uso de ellas también con cupo limitado y guardando la sana distancia.

0 No me gusta0

Este lunes, autoridades del estado anunciaron que, basados en el semáforo estatal de control epidemiológico, la zona norte de Quintana Roo −que ubica municipios como Tulum, Solidaridad, Cozumel, Puerto Morelos, Benito Juárez, Lázaro Cárdenas e Isla Mujeres− arranca en color naranja.

Lo anterior, significa que la industria hotelera y servicios turísticos podrán reabrir al 30% de su capacidad y que, si bien las playas se mantendrán cerradas al público en general, aquellos hoteles que reciban turistas podrán hacer uso de ellas con cupo limitado y bajo estrictas medidas de sana distancia.

Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, explicó que la reapertura parcial del sector turístico se fundamenta en que fue integrado como actividad esencial dentro del semáforo epidemiológico estatal, previo acuerdo con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

También explicó que cada jueves el semáforo se irá actualizando con el objetivo de ordenar el reinicio de actividades al 100%, siempre que no se presente algún rebrote de Covid-19.

En cuanto a la zona sur del destino, que incluye los municipios de Felipe Carrillo Puerto, José María Morelos, Bacalar y Othón P. Blanco, aún se mantiene en semáforo rojo, por lo que únicamente se reactivarán actividades esenciales.

 

/Con información de El Economista./