El alcalde de la ciudad Bill de Blasio, señaló que la urbe deberá mantenerse entre diez y 14 días, en una proporción inferior al 15% de casos positivos sobre el total de residentes testados.

1 No me gusta0

La ciudad de Nueva York, Estados Unidos, avanza hacia una primera fase de reapertura, que se producirá la primera o la segunda semana de junio, que coincide con la llegada de un buen clima; siempre y cuando los indicadores del COVID-19 estén por debajo de ciertos ‘umbrales’, indicó el alcalde Bill de Blasio, en su actualización diaria.

Explicó que la urbe deberá mantenerse entre diez y 14 días, el tiempo estimado de incubación, por debajo de las 200 nuevas hospitalizaciones diarias, con 375 pacientes ingresados en la UCI y en una proporción inferior al 15% de casos positivos sobre el total de residentes testados. "Estar por debajo de esos umbrales de manera sostenida nos dejará claro que estamos listos para más progreso".

La fase 1 de la reapertura, que ya ha abordado casi todo el estado y permite operar a negocios de construcción y manufactura, llegará a la ciudad y a sus alrededores en "la primera o la segunda semana de junio; a menos que la gente sea indisciplinada, pierda la cuenta de los estándares y haya un resurgimiento del virus que nos ralentice", agregó De Blasio.

Cabe indicar que las playas permanecerán cerradas a los bañistas, pero se permitirá caminar y sentarse manteniendo la distancia social. Y a medida que se abran más calles para los peatones, sobre todo las cercanas a los parques, las autoridades evitarán que las personas se acerquen; asimismo, colocan carteles junto a bares y restaurantes para recordar que la comida solo es para llevar.

/Con información de EFE./