Información revelada por IBM manifiesta que el 62% de los minoristas cree que la Big Data aportará una ventaja competitiva importante al sector.

Adrián Maquinación

Cuando se cuenta con una gran cantidad de información contenida en diversas bases de datos, no es práctica si no se puede consultar o utilizar. Por ello, hay una gran necesidad que apunta a disponer de cierto control para el uso adecuado de toda la data generada en ciertos negocios.

Esto cobra sentido en el sector retail, donde gerentes y vendedores todavía no cuentan con una correcta visualización de la data, y que precisan que en su actividad diaria puedan tener un espacio de previsión para diversas áreas. En el mismo sentido, según IBM, 62% de los minoristas cree que el Big Data aportará una ventaja competitiva importante al sector. Por ejemplo, esta información que puede ser guardada en un gran archivo de excel debe ser estructurada y puesta en contexto para extraer conclusiones que ayuden a trazar planes de actuación para detonar ventas, exhibición o lo que lo que es lo mismo, crear un Data Storytelling.

Además, el correcto análisis del Big Data ofrecerá un mayor conocimiento del mercado y de los artículos de cierto comercio, de los canales en los que un producto tiene presencia, así como una mejora en el entendimiento de los cambiantes hábitos de consumo de los clientes (ajustar el stock teniendo en cuenta el comportamiento de los consumidores, horas de compras, gustos, épocas del año), con lo que se puede reaccionar con mayor previsión a la competencia.

Ante el reto, la firma francesa especializada en la visualización y el análisis de datos, Toucan Toco, afirma que es necesario esbozar una estrategia en Big Data que evite desperdiciar recursos y se mantenga al tanto a todo el equipo de la importancia de las acciones de promoción en las ventas, por ejemplo.

Por su parte, un informe elaborado por McKinsey, destaca que una estrategia en Big Data apela a la necesidad de conocer tanto a la competencia como a los clientes, además que puede ofrecer hasta 85% de crecimiento de ventas y un 25% en margen bruto que se puede obtener respecto a la competencia aquellas empresas que tienen la capacidad de extraer información de los datos de sus consumidores.

 

/DRGNT DGTL/