La creación de espacios de comunicación para los usuarios del transporte público con seguridad, eficiencia y confort son necesidades de movilidad que detonaron el crecimiento de proyectos de usos mixtos en centros de transporte y transferencia.

Este nicho del negocio inmobiliario, que busca combinar usos, encontró espacios en la movilidad generada en terminales de transporte de gran flujo, abrió espacio para áreas comerciales de conveniencia.

Las nuevas opciones en la Ciudad de México se alojan en centros de conexión en transporte o hubs, tal y como ocurre en ciudades como Londres o Madrid.

Adicional a algunos casos como El Rosario, Ciudad Azteca o El Toreo —elaborados por Grupo Carso— en los últimos tiempos se han generado propuestas arquitectónicas de remodelación e infraestructura al nuevo proyecto de reordenamiento del Cetram Zaragoza, junto al metro Zaragoza, así como la terminal del metro Constitución de 1917.

Son ambas historias que, más allá de transformar la estética de esa zona del oriente de la Ciudad de México (CDMX), buscan complementar la necesidad de servicios de conveniencia y revitalización del espacio público por donde atraviesan cada día millones de pasajeros.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Centros de transferencia, opción urbana con retail, Cetram_zaragoza Cetram_zaragoza

 

Cetram Zaragoza

Para el nuevo Centro de Transferencia Modal (Cetram) Zaragoza se consideró la renovación de la terminal de autobuses (andenes y bahías) y un transfer Autobús-Avión con conexión al actual Aeropuerto de la CDMX, además de la incorporación de un centro comercial y un hotel.

En conjunto se construirán 116,073 metros cuadrados (m2) que alojarán dos niveles comerciales con tienda de autoservicio, cines, locales gourmet y área de mesas.

En el nivel de Terminal existirá una gran capacidad de estaciones de autobús, además de una amplia área de espera con locales comerciales y restaurantes. Adicionalmente se consideran dos estacionamientos con capacidad de 698 cajones, un área para 1,132 bicicletas y otro espacio para 92 motocicletas.

“Si bien es un proyecto de usos mixtos, teníamos que ubicar a los diferentes tipos de usuarios en un solo espacio, que además tiene una gran cantidad de personas que requieren de soluciones para su movilidad”, comentó Ian Ares, director de la oficina en Ciudad de México, de Ares Arquitectos.

Una de las aportaciones de la propuesta arquitectónica fue mejorar los esquemas y diagramas de flujo mediante la integración de espacios abiertos. De éstos destaca un gran pórtico que funciona como vestíbulo principal sobre la Calzada Ignacio Zaragoza, con acceso vía escaleras y elevadores.

Además, refiere, “en Zaragoza el usuario es de tipo regional que busca conectar con distintos medios de transporte y la actual infraestructura no cubría esa necesidad. Para facilitar la operatividad se está considerando un espacio de transferencia, que incorpora modernas pantallas que vía taquillas digitales, facilitan la elección del viajero”.

Dado que el proyecto privilegia espacios abiertos, se incorporó un domo translúcido cuya funcionalidad hace posible el ahorro energético dado que favorece el acceso de iluminación natural.

Aun así, el proyecto consideró estudios de temperatura, clima, orientación, asoleamiento, topografía, vientos dominantes y lo requerido para las condiciones de la zona.

En materia de espacio público, la propuesta arquitectónica en desarrollo generó plazoletas al exterior, grandes puentes peatonales, retornos viales y otros que permitirán a futuro generar obras complementarias para la transformación de la zona.

 

Cetram Constitución

En el caso de la Cetram Constitución, la idea es integrar un desarrollo de usos mixtos que integrará en sus 120,302 m2 de superficie construida un centro comercial, oficinas y hotel, que serán complementados con un terreno adyacente donde se construirá un Museo Papalote.

Este centro de transferencia multimodal ubicado en Iztapalapa, cuenta con una capacidad para recibir más de 1,300 operaciones de transporte público diariamente, adicional a los usuarios del Metro, taxis colectivos y bicicletas.    


Texto Claudia Olguín

Foto: Real Estate Market & Lifestyle