Las reformas al sector energético en México y la creciente demanda de hidrocarburos, representan retos significativos para garantizar suministro, calidad y precios competitivos, así como oportunidades para el sector privado.

Durante las últimas décadas Petróleos Mexicanos (Pemex) enfocó sus esfuerzos en la producción de petróleo y en la refinación y procesamiento de gas y petroquímica. No obstante, el gas natural ha cobrado gran relevancia como insumo para diversos sectores de la industria, generación de electricidad y búsqueda de fuentes de energía sustentables.

Entre 2007 y 2012, la demanda de este hidrocarburo en México creció en 17%, mientras que la producción solo lo hizo en 2% por falta de inversiones, declinación de campos de gas en la región sureste, entre otros factores.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, El gas natural se utiliza en la producción de acero, vidrio, cerámica y petroquímicos. El gas natural se utiliza en la producción de acero, vidrio, cerámica y petroquímicos.

 

Aplicaciones

El gas natural es un recurso natural del subsuelo extraído en pozos petrolíferos, ya sea solo o asociado a otros productos, compuesta por metano con pequeñas cantidades de hidrocarburos. Al quemarse, produce bióxido de carbono, agua y libera una cantidad de calor conocida como poder calorífico, cuya unidad de medida es el llamado BTU. Su uso como combustible destaca en:

  1. Transporte (autobuses y taxis).
  2. Hogares (calentadores de agua, estufas y calefacción).
  3. Comercios (aire acondicionado, calentadores de agua y hornos).
  4. Industrias (sistema de calefacción, secado, generación de vapor y hornos).

 

También lo es para la generación de energía eléctrica por medio de plantas de ciclo combinado (CCC) a través de la combustión del gas natural y el vapor, que producen los gases de escape que generan electricidad. Asimismo, se utiliza como insumo para la producción de acero, vidrio, cerámica y productos petroquímicos. Además, puede ser convertido a hidrógeno, etileno o metanol para fabricar plásticos y fertilizantes.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, La producción de gas natural no requiere grandes tratamientos. La producción de gas natural no requiere grandes tratamientos.

 

Principales ventajas

Hoy en día son reconocidos sus beneficios:

  1. Costo altamente competitivo.
  2. Desde hace varios años es más rentable la explotación de yacimientos no convencionales de gas de lutita conocido como gas esquisto o en inglés “shale gas”, que han incrementado la expectativa de reservas de gas natural en el mundo.
  3. No requiere mayores tratamientos.
  4. Es el combustible fósil con menor impacto medioambiental.
  5. El Protocolo de Kioto lo reconoce como el combustible fósil más amigable con el medio ambiente.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, Pemex ha reportado bajos niveles de producción en gasolina.  Pemex ha reportado bajos niveles de producción en gasolina. 

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, En el transporte de hidrocarburos pueden participar Pemex y la IP.   En el transporte de hidrocarburos pueden participar Pemex y la IP.  

 

Cadena productiva

De acuerdo al marco regulatorio, la cadena productiva del gas natural, inicia con la exploración y producción de hidrocarburos que realiza Pemex a través de su Subsidiaria Pemex Exploración y Producción (PEP), que continúa con el procesamiento del gas húmedo y condensados para obtener gas seco en los Centros Procesadores de Gas (CPG) de Pemex Gas y Petroquímica Básica (Cenagas), para ser directamente inyectado a gasoductos para su transporte y comercialización.

Por su parte, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) regula las actividades de transporte, el almacenamiento vinculado a ductos, así como las ventas de primera mano (VPM). En el caso de la importación y exportación de gas natural, esta actividad se realiza en términos de la Ley de Comercio Exterior.

En transporte, almacenamiento, importación y exportación de gas natural, pueden participar Pemex y particulares. En cambio, en la actividad de distribución participan los sectores social y privado en términos de la regulación de la CRE. Finalmente, la comercialización del energético es una actividad que no se encuentra regulada.

Referente al transporte, es la actividad de recibir, conducir y entregar gas natural a personas que no sean usuarios finales localizados dentro de un área delimitada por la CRE para distribución; existen principalmente dos formas para transportar gas seco de los centros productores al mercado de consumo, por medio de gasoductos o en forma de gas natural licuado (GNL).

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, Nota: el sector industrial incluye proyectos de etileno en el siglo XXI.  Nota: el sector industrial incluye proyectos de etileno en el siglo XXI. 

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, La exploración tiene un nivel de riesgo e incertidumbre. La exploración tiene un nivel de riesgo e incertidumbre.

 

Mercado prospectivo

La prospectiva del Mercado de Gas Natural cuenta con dos escenarios de producción, mínimo y máximo, los cuales se determinaron en base a los perfiles de extracción de Pemex y a los perfiles prospectivos de los bloques adjudicados en las Rondas de licitación propuestos por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH).

El componente de extracción incluye campos productores descubiertos, por lo que se tiene certeza de la existencia de recursos en el subsuelo, aunque se tiene incertidumbre de la cantidad de recursos existentes.

Respecto a la clasificación de los campos de extracción se consideró de la siguiente forma:

  • Campos asignados a Pemex.
  • Asignación de campos en producción.
  • Asignación de campos en producción con planes de migración a contratos.
  • Asignación de áreas de resguardo (Asignaciones AR).
  • Asignación de áreas de exploración en las que se han descubierto reservas de hidrocarburos.
  • (Asignaciones AE) Campos del Estado.
  • Campos de extracción licitados.
  • Campos de extracción por licitar (en resguardo por Pemex).

Por otro lado, el componente de exploración cuenta con oportunidades exploratorias que podrían ser desarrolladas  con un nivel de riesgo e incertidumbre.

En la estimación de los escenarios de producción, se determinó qué oportunidades exploratorias tienen buena probabilidad de ser desarrolladas con éxito en los próximos 15 años, bajo el marco legal que rige al sector energético en México, y el esquema de adjudicaciones y asignaciones de bloques a través de Rondas de Licitación (bloques de gas y aceite para áreas terrestres, áreas marinas someras y áreas marinas profundas).

El universo de estas oportunidades se distribuye en tres secciones: aquellas que fueron asignadas a Pemex en la Ronda Cero; las que se consideran dentro del Plan Quinquenal del periodo 2015-2019; y las que no han sido asignadas a Pemex y no se incluyen dentro del Plan Quinquenal, pero que pueden ser licitadas en periodos posteriores.

Una vez que se determina que oportunidades estarán activas en cada escenario, se les aplica un perfil tipo de producción e inversión en capital para cada tipo de campo (terrestre, aguas someras, y aguas profundas).

Para la elaboración de la demanda nacional de gas natural 2017-2031, el Instituto Mexicano del Petróleo (IMP)  se encarga de realizar las proyecciones de la demanda de combustibles, a partir de variables macroeconómicas, tales como el PIB nacional e industrial, precio de referencia, demandas tendenciales, así como el desarrollo de nueva infraestructura de gasoductos en el país, entre otras.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, Hacia 2031 la demanda de gas natural se incrementará 26.8% respecto a 2016. Hacia 2031 la demanda de gas natural se incrementará 26.8% respecto a 2016.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, Fuente: SENER, con base en información del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP). Fuente: SENER, con base en información del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

 

 

Demanda Nacional

Hacia 2031 se estima que la demanda de gas natural se incremente 26.8% respecto a 2016, alcanzando un volumen de 9,656.9 millones de pies cúbicos diarios (mmpcd). El incremento está asociado a la expansión de la infraestructura de gas natural así como a la entrada en operación de varias centrales a ciclo combinado (que van desde los 50 MW como es el caso de las extensiones de los PIE centrales Saltillo y Valle Hermoso, hasta 1,113 MW como Tamazunchale III) que por sus factores de planta demandarán considerablemente este energético y a los proyectos de Pemex Cogeneración (Cadereyta, Madero, Minatitlán, Morelos y Salina Cruz), que tendrán una capacidad instalada promedio de 411 MW y un consumo medio de gas natural asociado a la generación de electricidad del orden de 27 mmpcd, cada uno de ellos.

 

Demanda sectorial

También para 2031, la demanda se incrementará en la mayoría de los sectores, con excepción del petrolero, la cual disminuirá 24% respecto a 2016. Se espera que para ese año, el sector eléctrico consumirá el 61.6%, con un volumen de 5,947.2 mmpcd, ubicándose como el mayor consumidor de gas natural; le seguirán los sectores industrial, con 20.3% de participación; petrolero, con 16.0%; residencial y servicios con 1.4% y 0.7%, respectivamente; y finalmente, el sector autotransporte con 0.1 por ciento.

 

Participación de mercado

El gas natural tendrá un porcentaje de participación de 82% en el consumo total de combustibles, de una demanda de 3,965.7 mmpcd que registró en 2016, que pasará a 5,947.2 mmpcd en 2031, resultado de la implementación del mercado de gas natural en México, del desarrollo de infraestructura y la estrategia de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) para sustituir combustibles caros y contaminantes por combustibles más eficientes y sustentables.

Dicha estrategia forma parte de las metas de energía limpia que establece la Ley de Transición Energética de 2015, con objeto regular el aprovechamiento sustentable de la energía así como las obligaciones de la energía limpia y de reducción de emisiones contaminantes de la industria eléctrica.

Entre 2014 y 2016, CFE convirtió siete centrales de generación termoeléctrica a combustión dual para que además de combustóleo, utilicen gas natural para la generación de electricidad, cuyo precio y emisiones al ambiente es menor, además de prolongar la vida útil de las centrales.

 

Real Estate Market & Lifestyle,Real Estate,Crédito Hipotecario,Gas natural en México: El desarrollo futuro, Melesio Gutiérrez Pérez y Karen Romo Díaz, Presidente y Analista de DTP Consultores, El gas natural tendrá un porcentaje de participación de 82% respecto a otros combustibles. El gas natural tendrá un porcentaje de participación de 82% respecto a otros combustibles.

 

Sector industrial

Se espera que en 2031, la demanda de combustibles fósiles del sector alcance un volumen de 3,049.2 mmpcdgne, que representará un aumento de 17.9% respecto a 2016. Los combustibles que disminuirán su demanda serán el combustóleo y gas L.P. en 100% y 2.1%, respectivamente. Por el contrario, el gas natural incrementará en 32.3%, seguido del diésel, con un incremento de 19.9%, el coque de petróleo con 10.2% y el carbón con 0.9 por ciento, respectivamente.

 La demanda de gas natural, pasará de 1,484.1 millones de pies cúbicos diarios (mpcd) a 1,964.1 mpcd en 2031, con lo que representará 64.4% de la demanda total de combustible fósiles en el sector.

En 2031, se estima que la industria química será la que más consumirá gas natural, con una participación de 19.9%, lo que representará una demanda de 390.1 mmpcd, por el contrario, la industria de cemento hidráulico consumirá únicamente 20.3 mmpcd, lo que representa una participación de 1.0 por ciento. 

Cabe mencionar que el nuevo desarrollo de la industria química en Topolobampo (Sinaloa) comprende una planta de amoniaco cuyo consumo de gas se usará como materia prima y combustible. Se estima que dicha planta tendrá un consumo diario de 110 mmpcd.

Con estos argumentos, seguiremos presumiendo que hay una demanda, mientras la producción disminuye, lo cual crea una dependencia del exterior que debe ser atendida.  


Texto Marco Gutiérrez

Foto: AXEL CARRANZA / pxhere / ELTXORO / Mexican Business Web / FORBES MEXICO / ISTOCKPHOTO

Este artículo fue publicado en: