El arquitecto italiano llamó al evento, “Encender una luz en la oscuridad”; como honor a los profesionales de la salud y otros trabajadores que luchan contra el COVID-19.

1 No me gusta0

El reemplazo del Puente Morandi de Renzo Piano en Génova, Italia, se ha iluminado en honor a los profesionales de la salud y otros trabajadores que están en la primera línea de respuesta del COVID-19 en el país.

El arquitecto italiano Renzo Piano, quien se dio a la tarea de diseñar el reemplazo sin costo alguno, llamó al evento “Encender una luz en la oscuridad” en señal de agradecimiento a todos aquellos comprometidos con el bienestar de Italia y en recordatorio de que pasará este complicado periodo.

El sábado 21 de marzo, el puente, aún en construcción, brindó una señal de esperanza al encenderse a las 7:30 de la noche, en señal de unidad a pesar de la pandemia. La firma encargada de la obra, Salini Impregilo, anunció que el espectáculo de iluminación en un elemento cotidiano hasta el final de la emergencia sanitaria.

El haz de luz que refleja los colores de la bandera de Italia se une uno de los extremos del puente con un significado: La proximidad del grupo que está construyendo el puente a todos los italianos que se han visto afectados por el Coronavirus.

Puente Morandi, que hace aproximadamente dos años fue protagonista de un accidente tras colapsar y cobrar la vida de muchas personas, ahora, en medio de la crisis de salud, busca dar un mensaje de esperanza.

La demolición de los restos se llevó a cabo el 25 de junio de 2019 y se tiene programada su reapertura para junio de este año. Respecto al proyecto, Piano dijo que, una vez finalizado el proyecto, “será un hermoso puente, tan hermoso como Génova. Simple pero no trivial. Un puente de acero, seguro y duradero”.