|  

La región está en un proceso de recuperación debido a la contribución del turismo doméstico y reactivación de rutas de cruceros.

2 No me gusta0

América Latina y el Caribe (LAC) fue la región con el menor impacto por la pandemia en el sector turístico, en el año pasado, pues la disminución del Producto Interno Bruto (PIB) del sector fue de 42.4%, mientras que en otras regiones fue superior a 50 por ciento.

El Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) explicó que LAC está en un proceso de franca recuperación debido a la contribución del turismo doméstico, a la reactivación de algunas rutas de cruceros y del turismo en destinos de origen como Europa y, en menor medida, Estados Unidos.

“En los países de Latinoamérica el gasto interno se redujo en 38.9%, mientras que el gasto internacional experimentó una disminución más pronunciada de 72.1%, debido a las restricciones de viaje para los visitantes entrantes. Cabe destacar que la región representa 35% del PIB global de viajes y turismo”.

Precisó que el PIB de viajes y turismo en la subregión Caribe cayó un 58% el año pasado, al pasar de 14.1% de su economía total en 2019 a 6.4% en 2020. Sin embargo, la recuperación de los cruceros tendrá un impacto positivo para la actividad turística de la región.

Virginia Messina, vicepresidenta senior del WTTC, enfatizó que es necesario que los gobiernos de todo el mundo aprovechen sus procesos de vacunas, lo que aliviaría significativamente las restricciones de viaje e impulsaría la recuperación económica mundial más amplia.

Según el ‘Informe de Tendencias Económicas’ del organismo, a nivel global la región más afectada por la pandemia fue Asia-Pacífico, donde la contribución del sector al PIB cayó un 53.7%. Europa sufrió el segundo mayor colapso económico el año pasado, con una caída de 51.4 por ciento.

A su vez, el PIB de viajes y turismo en África cayó un 49.2% en 2020, mientras que la contribución de viajes y turismo al PIB en Medio Oriente disminuyó en 51.1%. Cabe mencionar que el WTTC consideró que “el mayor reto ahora es recobrar la confianza de los viajeros”.

Así, “el sector se adaptará para volver más fuerte después de la pandemia, identificando las tendencias que ya están ganando terreno y explorando los cambios que pueden ser necesarios para sostener los viajes y el turismo en el futuro”, precisó el organismo.

En tanto, la Secretaría Estatal de Turismo (Sedetur) indica que 133 mil 317 vacacionistas ya vacacionan en Quintana Roo, en donde Cancún registra una ocupación hotelera de 65.1%, Costa Mujeres de 67.8, Riviera Maya de 60.2, Puerto Morelos de 54.8, Cozumel de 51.8 y Gran Costa Maya de 28.8 por ciento.