Al proyecto que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del Mar Báltico, le faltan 100 kilómetros de obras.

1 No me gusta0

El gobierno ruso espera concluir antes de fin de año la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que transportará gas ruso a Alemania por el fondo del Mar Báltico, y al que le faltan 100 kilómetros de obras.

Esta infraestructura es la segunda fase de un megaproyecto energético que pretende aumentar el gas natural que llega a Alemania y de ahí a otros países europeos.

Alexander Novak, vice primer ministro ruso, dijo que “esperamos que el trabajo quede completado quizás antes de fin de año", en un foro económico en San Petersburgo.

El encargado de las negociaciones por parte de su país con la alianza OPEP+, añadió que “el trabajo continúa. No ha parado. El operador y las compañías que participan en el proyecto continúan implementándolo".

El proyecto lo llevan a cabo la compañía estatal rusa Gazprom y la empresa francesa Engie, las alemanas Uniper y Wintershall, la austríaca OMV y la anglo-holandesa Shell.

Según dijo a principios de abril la gestora Nord Stream 2 AG, se había construido el 95% o 2.339 kilómetros del gasoducto, de un total de 2.460, por lo que quedaban 121 kilómetros para finalizar.

Diferentes medios reportan que en Europa, el gasoducto despierta inquietudes, sobre todo en el este, al considerar que incrementa la dependencia energética de la Unión Europea de Rusia.

Mientras que Estados Unidos (EU) considera que el gasoducto refuerza a Rusia y crea riesgos para Europa al hacerle dependiente del gas ruso, además, amenazaría la seguridad energética de Ucrania.

Cabe recordar que los trabajos quedaron suspendidos en diciembre de 2019, cuando la compañía suiza Allseas, encargada de la construcción del tramo submarino, anunció su retirada después de que EU introdujera sanciones contra el proyecto.

Tras un año de pausa, Rusia asumió el tramo final de la obra, tal y como había adelantado que haría si no encontraba otra solución, mediante dos barcos de tendido de tuberías rusos.

El dato:

Los volúmenes de gas suministrados a través del gasoducto serán suficientes para abastecer a 26 millones de hogares.