Las transferencias directas, la extensión del subsidio de desempleo y las ayudas a Pymes beneficiaron el crecimiento.

3 No me gusta0

La economía de Estados Unidos registró un crecimiento del 1.6% en el primer trimestre del año, en comparación con los tres meses anteriores y sin cambios respecto al primer cálculo hecho hace un mes.

Lo que muestra el avance en la recuperación tras la crisis provocada por la pandemia derivada del Covid-19, informó la Oficina de Análisis Económico (Bureau of Economic Analysis, BEA).

Por su parte, el gasto en consumo personal (PCE) aumentó a una tasa de 11.3% en el primer trimestre de este año contra los tres meses previos, por encima del incremento de 10.7% reportado de manera preliminar.

Los precios subyacentes del PCE, la medida que desestima los cambios en productos altamente volátiles como alimentos o energéticos, subieron un 2.5% y aumentaron 1.6% anual.

La revisión al alza en el gasto de los consumidores, que en el país supone dos tercios de la actividad económica, fue compensada por el descenso en las exportaciones, de acuerdo con el informe.

El aumento de la economía fue apuntalado por la reapertura de negocios y la respuesta del gobierno a la pandemia, como las transferencias directas, la extensión del subsidio de desempleo y las ayudas a Pequeñas y medianas empresas.

En lo que se refiere a la tasa anualizada, el crecimiento que registrará la economía de Estados Unidos de mantenerse este ritmo todo el año, sería del 6.4 por ciento.

El presidente estadounidense Joe Biden, ha mencionado que el crecimiento del país en este año superaría el 6% anual, algo que no sucede en Estados Unidos desde los 80.

Según EFE, al empuje fiscal se suma el apoyo monetario de la Reserva Federal (Fed), que mantiene los tipos de interés de referencia cerca del 0% y una compra de bonos mensual de 120,000 millones de dólares.