Esta industria ligó su segundo trimestre consecutivo con una tasa de crecimiento anual negativa.

Esta industria ligó su segundo trimestre consecutivo con una tasa de crecimiento anual negativa.

La industria de la construcción en su conjunto ligó en el periodo enero marzo de 2019 su segundo trimestre consecutivo con una tasa de crecimiento anual negativa, por lo que técnicamente está en recesión. De acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), durante el primer trimestre de 2019 (1T19) presentó una contracción de -0.8%, respecto al mismo periodo del año pasado; por su parte, en el cuarto trimestre de 2018 (4T18) presentó una contracción anual de -2.07 por ciento.

En marzo, en particular, el sector registró un retroceso de -2.9% a tasa anual, destacando que los tres subsectores presentaron una tasa de crecimiento negativa. La disminución en la inversión pública y privada han sido determinantes en este desempeño, la primera por los recortes al gasto público y la segunda por la incertidumbre entre los empresarios generada por las decisiones de la nueva administración federal.

Aunque la edificación logró crecer 1.1% a tasa anual en el 1T19, no fue suficiente para compensar el retroceso que sigue presentando la construcción de obras de ingeniería civil (-3.5%) y los trabajos especializados de la construcción (-7.3%) en el trimestre inicial del año en curso.

La cancelación de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco contribuyó desde diciembre pasado en la profundización del retroceso de las obras de ingeniería civil, en tanto el lento inicio en el desplazamiento de vivienda por la cautela de los demandantes de vivienda contribuyó a la desaceleración de la edificación en el 1T19.