La desaceleración económica de EU ajustó a la baja la previsión de crecimiento para México en 2019 de 2.0 a 1.4 por ciento.

En conferencia de prensa por la presentación del reporte ‘Situación México’ del primer trimestre de 2019, Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer, indicó que no prevé una recesión económica en el país, principalmente porque contamos con una base de consumo potente.

“Revisamos a la baja nuestro pronóstico de crecimiento para 2019 a 1.4% por el debilitamiento del sector exportador derivado del menor dinamismo de la manufactura en Estados Unidos y el posible retraso en la recuperación de la inversión”, dijo.

Asimismo, señaló que los primeros indicadores de 2019 muestran señales de resiliencia en enero, con la industria creciendo a 8.7% a tasa mensual anualizada, impulsada por el sector construcción, y los servicios a 4.4%, como resultado de un mejor desempeño de los servicios financieros y profesionales.

Agregó que aunque se estima que la resiliencia del sector terciario persistirá a lo largo del año, se considera que existen riesgos latentes para la actividad económica asociados principalmente al sector externo, que podrían materializarse en el primer o segundo trimestre del año.

Finalmente, indicó que el ancla de la economía durante el año en curso es la demanda interna, impulsada por el consumo privado y la recuperación de la inversión hacia la segunda mitad del año, ante un contexto de menor incertidumbre.