El país nórdico se perfila como uno de los líderes globales en la adopción de los preceptos de la economía de base biológica y la economía circular. Esta nación, miembro de la Unión Europea desde 1995, se planteó lograr metas en materia de mitigación del cambio climático para 2020.

Darlene Romero

En 2016, Finlandia se convirtió en el primer país en publicar una hoja de ruta completa para alcanzar una economía circular; mientras que en la edición 2018 del “Estudio sobre la Economía Finlandesa” (OCDE) se proyecta un crecimiento sólido a raíz de un repunte en las exportaciones y una fortaleza continua en la demanda interna.

De acuerdo con el último informe de Perspectivas Económicas Globales del Fondo Monetario Internacional (FMI) de 9ctubre 2018, se plantea que el Producto Interno Bruto finlandés crecerá 2.6% en 2018, luego de haberlo hecho a tasas de 2.8% en 2017. Para 2019 y 2020, el organismo prevé una expansión de 1.8% y 1.6%, respectivamente.

El desarrollo de Finlandia es tal que se ve reflejado en el Índice de Competitividad Global 2018 del Foro Económico Mundial, donde obtuvo la 11°posición entre 140 economías; y en el Índice para una Vida Mejor de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), donde se posiciona dentro de los primero lugares en cuanto a educación

Además de colocarse por encima del promedio internacional en factores como ingreso y remuneraciones, trabajo, salud, responsabilidad cívica, calidad del medio ambiente y seguridad personal, informó El Universal.