Las finanzas del Fondo de la Vivienda del ISSSTE (Fovissste) están a la altura de la banca comercial, ya que cuenta con una reserva de capital de 49,405 millones de pesos, lo que le permite enfrentar escenarios adversos por riesgo de crédito derivado de reducción de plazas, salarios o ante un eventual cambio de sede.

En la recta final de la presente administración, el organismo alcanzó un índice de fortaleza patrimonial de 10 puntos porcentuales, considerando únicamente las reservas y de 13% considerando recurso complementario.

Esto es superior al 8% que exige la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) como mínimo regulatorio para enfrentar un posible escenario de crisis económica, que le permite evitar riesgos con el ahorro de los trabajadores. En tanto que el rendimiento de la subcuenta de vivienda de los trabajadores está garantizado para los próximos seis años.

Con estas reservas, Fovissste cuenta con un monto mayor al de bancos de desarrollo como Nafin y Bancomext, así como HSBC y Scotianbank, y casi igual al de Banobras.

Si se compara con entidades de fomento, FOVISSSTE tiene más capital que organismos como el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot), del Fideicomiso del Fondo Minero (Fifomi) y del Fondo de Operación y Financiamiento Bancario a la Vivienda (FOVI) juntos.