|  

El Museo Regional de Aysén se alzó con el galardón que otorgan Leading Culture Destinations y VisitBerlin, superando a un museo brasileño.

11 No me gusta0

El Museo Regional de Aysén, en Coyhaique, Chile, fue designado como el mejor museo nuevo a nivel mundial, superando al Museo de Imagen y Sonido de Río de Janeiro, en Brasil.

Dicho museo, un moderno edificio acorde al conjunto patrimonial, recibió el galardón en la categoría latinoamericana de los Premios LCD Berlín, que otorgan Leading Culture Destinations y VisitBerlin.

El objetivo de los Premios LCD Berlín es posicionar estos lugares como destinos culturales, además, busca conectar las artes y el turismo, inspirando un intercambio dinámico,  una red global de cultura y viaje.

 

Dichos premios son conocidos como “el premio Oscar de los museos” y distinguen desde el 2014 a instituciones culturales emergentes y consolidadas.

 

Julieta Brodsky Hernández, ministra de las Culturas chilena, dijo que el premio “visibiliza espacios que no siempre están en el eje central, y que tienen mucho mayor impacto en las comunidades por su cercanía con ellas”.

Gustavo Saldivia, director del Museo Regional de Aysén, expresó en un comunicado que “es un reconocimiento al ímpetu que el Estado ha puesto en mejorar la infraestructura de la museología pública”.

El museo abrió en el 2018, está ubicado en las antiguas instalaciones de la Sociedad Industrial de Aysén (SIA) y fue financiado por el gobierno regional y el Programa para la puesta en valor del patrimonio.

 

Proyecto arquitectónico

La SIA fue declarada Monumento Histórico Nacional en el 2009 y está conformado por cuatro polígonos. El proyecto de museo contempló la restauración de seis edificios, que forman parte de los polígonos I y II.

Después, se implementó un museo de sitio que contiene el principal conjunto de construcciones de la SIA y que albergan usos de oficinas administrativas, exposiciones, salas para talleres, entre otras.

Se edificó un moderno edificio acorde al conjunto patrimonial, para funcionar el siglo XXI, con depósito de colecciones, laboratorios y oficinas de trabajo que permiten la investigación del patrimonio aysenino.