|  

El arquitecto, educador y activista social nacido en Burkina Faso, se convierte en el primer africano en ser galardonado con el ‘Nobel de la Arquitectura’.

8 No me gusta0

El arquitecto burkinés Diébédo Francis Kéré ha sido nombrado ganador del Premio Pritzker de Arquitectura 2022, reconocido por “empoderar y transformar comunidades a través del proceso de la arquitectura”.

Según el jurado, “en un mundo de crisis, en medio de cambios de valores y generaciones, nos recuerda lo que ha sido, y sin duda seguirá siendo, una piedra angular de la práctica arquitectónica: un sentido de comunidad y calidad narrativa que él mismo es capaz de contar con compasión y orgullo”.

El arquitecto, cuyas oficinas actualmente se encuentran en Alemania, ha completado numerosas escuelas y centros de salud en África, en la República de Benin, Togo, Kenia, Mozambique, Malí, Sudán y, por su puesto, en Burkina Faso.

 


Sus obras en Burkina Faso regularmente involucran a los habitantes de su pueblo en el proceso de construcción.

 

“Nos ha mostrado cómo la arquitectura de hoy puede reflejar y satisfacer las necesidades, incluidas las necesidades estéticas, de los pueblos de todo el mundo”, dijo el jurado de los Premios Pritzker.

 

Uno de sus primeros diseños fue la Escuela Primaria Gando en su pueblo natal, la cual comenzó a diseñar mientras aún estudiaba la universidad en Alemania.

En la mayoría de sus proyectos –por ejemplo, la escuela secundaria Schorge, en Burkina Faso– incorpora materiales locales, diseñando en respuesta al clima local. “Él sabe, desde adentro, que la arquitectura no el objeto, sino el objetivo; no es producto, sino el proceso.

 


Parque Nacional de Malí.

 

“Todo el trabajo de Francis Kéré nos muestra el poder de la materialidad arraigada en el lugar. Sus edificios, para y con las comunidades, son directamente de estas comunidades, en su construcción, sus materiales, sus programas y sus caracteres únicos”.

 

Además de su trabajo en edificios comunitarios, Kéré diseñó también el nuevo edificio del parlamento de Burkina Faso, luego de que el primero se incendiara durante la revolución del país en 2014.

Asimismo, el jurado reconoció su estética arquitectónica, siempre basada en responder a las condiciones climáticas de cualquier lugar: “Desarrolló un vocabulario arquitectónico ad hoc, altamente performativo y expresivo: los techos dobles, la masa térmica, las torres eólicas, la iluminación indirecta, la ventilación cruzada”, entre otras.

 


Kéré es un ejemplo de compromiso ético, eficiencia ambiental y calidad estética, según el jurado de los Premios.

 

“Kéré ha perseguido el espíritu y el método de trabajar con la artesanía y las habilidades locales para elevar no solo la vida cívica de los pueblos pequeños, sino también en los edificios legislativos de grandes naciones”.

Entré los múltiples pabellones que también ha diseñado, destacan el de 2017 en Pabellón Serpentine en Londres, inspirado en un árbol con una cascada central. Asimismo, para un pabellón en el Tippet Rise Art Center en Montana, empleó naturaleza muerta; en 2019, creó una serie de torres para el festival de música Coachella.

Diébédo Francis Kéré hoy se suma a la lista de los prestigiosos arquitectos ganadores del Pritzker, como I.M. Pei, Rafael Moneo, Tadao Ando, Zaha Hadid, Norman Foster, Rem Koolhaas y Oscar Niemeyer, por mencionar algunos. En 2021 el premio fue otorgado a la dupla conformada por Anne Lacaton y Jean-Philippe Vassal.

 


Serbalé Ke, instalación en el festival de Coachella.