|  

El complejo incorpora 404 árboles, 4 mil 620 arbustos y 2 mil 408 metros cuadrados de flores, césped y plantas trepadoras.

5 No me gusta1

Stefano Boeri es el arquitecto detrás del diseño de Easyhome Huanggang Vertical Forest City Complex, ubicado en la provincia de Hubei, China, que está compuesto por cinco torres en total, siendo las dos residenciales –de 80 metros de altura– las primeras en recibir inquilinos desde hace unas semanas.

Ambas torres están cubiertas por más de 400 árboles, entre otras plantas y vegetación y son un nuevo tipo de bosque vertical que, según el estudio, combina balcones abiertos y cerrados.

 

Los bosques verticales son un tipo de edificio en los que Stefano Boeri fue de los primeros arquitectos en incursionar.

 

 

Boeri, a cargo de su firma homónima, Stefano Boeri Architetti, declaró que la estructura del complejo fue diseñada para que el follaje en los balcones “encajara perfectamente bien” con el diseño de la fachada. “El diseño ofrece vistas excelentes, mejorando la experiencia sensorial de la vegetación e integrando el paisaje vegetal con la dimensión arquitectónica”.

Para brindar a los habitantes la oportunidad de experimentar el espacio urbano desde una perspectiva donde es posible disfrutar plenamente de la comodidad de estar rodeados de naturaleza, se emplearon especies de árboles locales, incluidos el Ginkgo biloba, Osmanthus fragrans, Hacer griseum, Ligustrum lucidum y Chimonanthus praecox.

Según el estudio, los árboles, además de los más de 4 mil 600 arbustos y 2 mil 400 m2 de césped con los que cuentan las torres de Easyhome Huanggang Vertical Forest City Complex, absorberán 22 toneladas de dióxido de carbono al año y producirán 11 toneladas de oxígeno en 12 meses.

 

Ambos edificios residenciales forestales estarán acompañados, dentro del desarrollo, por hoteles y otros grandes espacios comerciales.

 

 

Torres forestales, la solución ante la contaminación en China

Easyhome Huanggang Vertical Forest City Complex es el primer desarrollo en albergar un bosque vertical en China. Al respecto, Stefano Boeri considera que este tipo de edificios podrían marcar un antes y después, al ser “especialmente adecuados para este país en el que estamos experimentando un gran interés en la vegetación y la silvicultura urbana en los últimos años, también como herramienta para absorber el polvo fino, que es uno de los principales factores de contaminación del aire”.

El estudio adelantó que en las próximas semanas se inaugurarán otras dos torres forestales verticales que albergarán oficinas y un hotel en Nankín, capital de la provincia de Jiangsu, en el este de China. Este proyecto se dio a conocer por primera vez en 2017.

Xu Yibo, socio de Stefano Boeri Architetti en el país asiático comentó: “El modelo de bosque vertical en las residencias transformará fundamentalmente el paisaje de las ciudades futuras y cambiará las expectativas de las personas para la vida ecológica próxima”.