Con la colección 2020, la compañía lleva a los entusiastas en un viaje de Este a Oeste, de Japón a Estados Unidos, pasando por toda Europa con la introducción de dos nuevas colaboraciones creativas.

1 No me gusta0

Pese a la cancelación del Salone del Mobile Milano por la pandemia de Covid-19, Giorgetti decidió emprender una serie de retos completamente nuevos que lo llevaron a reinventarse.

Por un lado, optó por la puesta en marcha de una producción de objetos extremadamente complejos; por el otro, experimentó una nueva forma de presentar sus colecciones más recientes a través de la transmisión digital de Pinkham Point, una casa modernista donde las novedades se combinan con grandes íconos de la marca.

Giovanni del Vecchio, CEO de Giorgetti, explicó al respecto: “El canal digital de Pinkham Point nació de la necesidad de construir una experiencia alternativa al Salone del Mobile, donde podamos compartir con nuestros socios y clientes un legado de ideas y proyectos”.

Con la colección 2020, la compañía lleva a los entusiastas en un viaje de Este a Oeste, de Japón a Estados Unidos, pasando por toda Europa con la introducción de dos nuevas colaboraciones creativas: La primera, con Adam D. Tihany, quien interpretó los hábitos del Viejo Continente con un estilo típico de Nueva York; la segunda, con el dúo oriundo de Japón, Setsu & Shinobu Ito, que diseñador una obra magníficamente compleja.

Además, Giorgetti contó con los trabajos de personalidades de gran renombre Made in Italy que, durante mucho tiempo, han contribuido con un sinfín de productos atemporales, capaces de renovarse y con múltiples combinaciones. Por ejemplo, Carlo Colmbo, Leonardo Dainelli, Ludovica + Roberto Palomba y Umberto Asnago son solo algunos que firmaron nuevos productos para el comedor, el salón principal, el dormitorio, zonas outdoor y home office.

Todas las adiciones fueron presentadas en este nuevo canal digital, convirtiéndose en los protagonistas de Pinkham Point, que revela los entornos sofisticados de una maravillosa casa modernista.

“El periodo de bloqueo fue el momento para que reflexionemos aún más en detalle sobre nuestras raíces y nuestros valores para hacer que nuestras ideas, nuestros productos y nuestra visión del diseño sean aún más únicos”, explicó del Vecchio.