El edificio sustituye a la primera Apple Store de China construida adyacente al sitio en 2018, y está ubicado en una gran plaza abierta en Sanlitun del distrito Chaoyang de Beijing.

0 No me gusta0

El establecimiento, que lleva por nombre Apple Sanlitun, es abierta y acogedora, una obra de la firma homónima de Norman Foster. Característico por un gran techo sobresaliente, el edificio sustituye a la primera Apple Store de China construida adyacente al sitio en 2018, y está ubicado en una gran plaza abierta en Sanlitun del distrito Chaoyang de Beijing.

El diseño de la nueva tienda es resultado de una estrecha colaboración entre los equipos de Apple y los equipos integrados de ingeniería y diseño de Foster+Partners. Según Stefan Behling, jefe de estudio de la firma de arquitectura, “se trata de un lugar abierto y acogedor, visual, física y metafóricamente […] Es un gran lugar que conecta el interior y el exterior”.

Para “aprovechar la energía vibrante del área”, el establecimiento cuenta con una envolvente construcción porosa que se abre por los cuatro lados y se conecta a la red de circulación de varias capas. Además de una fachada acristalada principal que de frente a la plaza central, da la bienvenida a los clientes inundando las áreas de exhibición con luz natural.

Dos grandes escaleras de piedra a cada lado de la tienda conducen al genius grove en el nivel superior. Cabe destacar el gran techo sobresaliente, donde 390 metros de paneles fotovoltaicos integrados en la azotea compensan parcialmente el consumo de energía de la tienda.

Cabe destacar que Apple Sanlitun presenta un sistema estructural único y nunca visto en China: se trata de un marco especial diseñado para resistir de manera eficaz las fuerzas sísmicas, al tiempo que permite grandes espacios interiores libres de columnas.