122 No me gusta28

La arquitectura parasitaria es una forma de aprovechar inmuebles que no se pueden modificar y, al mismo tiempo, ofrecer renovación en las viviendas; pues crea estructuras flexibles que se alimentan de la infraestructura existente, como una colonia de hongos, justo en lo que se inspira.

Y últimamente, es una respuesta al problema de la densidad estructural en diferentes ciudades y a la necesidad de alojamiento temporal, con inmuebles accesibles, señalan diversos expertos.

Añaden que un creciente número de edificios patrimoniales en los centros de las ciudades, más unos precios de alquiler disparados y una disminución de los inmuebles disponibles, obligan a los arquitectos a innovar en las áreas urbanas.

Asimismo, que los tiempos actuales permiten que las personas expresen el deseo de renovar sus casas y cambiarlas de manera fácil y económica.

Cabe mencionar que reutilizar o expandir un edificio viejo no es novedad, pero los complementos ‘parásitos’ se distinguen porque contrastan con el ‘cuerpo’ que los alberga en color, material y estilo con los que se puedan construir.

Ejemplos de arquitectura parasita:

  • Proyecto Flux Haus contra las Cage Homes, Hong Kong
  • Homes for the Homeless, Londres
  • Héctor Zamora, estructura sobre el Museo Carrillo Gil, CDMX
  • Casa parasito en la azotea de un edificio en el barrio de San Juan, Quito
  • Viviendas interiores en el Arco de La Défense, París