Con una superficie de 103 km cuadrados, este complejo es el primer aeropuerto del mundo en albergar una estación ferroviaria de alta velocidad bajo su superficie.

321 No me gusta25

Destacando su peculiar forma de estrella, el aeropuerto Pekín-Daxing en Pekín, China, entró en funciones cinco días antes de lo previsto. Este complejo tiene cinco pisos, una superficie de 103 kilómetros cuadrados y una estación ferroviaria de alta velocidad bajo la superficie, lo que asciende a 400 mil millones de yuanes o 52 mil 500 millones de euros, aproximadamente.

Asimismo, es la primera infraestructura en incorporar dos plantas dedicadas a las llegadas de pasajeros, una para vuelos nacionales y otra para internacionales; así como otras dos a las salidas. Li Yianhua, Director General del proyecto, mencionó en marzo pasado que su diseño radial permitirá llegar a cualquier puerta de embarque en seis minutos una vez se pasen los controles de seguridad.

El objetivo de la construcción fue descongestionar el Aeropuerto Internacional de Pekín-Capital, que sobrepasó por primera vez los 100 millones de pasajeros anuales en el 2018; por lo que se espera que para el 2025 reciba a 72 millones de pasajeros anuales. En el 2040 tendrá ocho pistas, una para uso militar, y podrá acoger hasta 100 millones de pasajeros.

El primer avión comercial que despegó en la obra ideada por la arquitecta anglo-iraní Zaha Hadid y por la filial de ingeniería de la compañía francesa Aéroports de Paris (ADP), fue un Airbus A380 de la compañía China Southern Airlines con destino a Guangzhou.