La firma de arquitectura se sumó a la puja por el plan maestro para la reconstrucción del parque y museo que acompañan a los pozos históricos de La Brea Tar Pits.

123 No me gusta23

Las firmas de arquitectura Diller Scofidio + Renfro, Dorte Mandrup Arkitekter y Weiss Manfredi, han dado a conocer sus propuestas de concurso para la reconstrucción del parque y museo que acompañan a los pozos históricos de La Brea Tar Pits, en Los Angeles. El trío creó diferentes diseños para los alrededores del área de excavación; la cual, se formó durante miles de años a medida que el alquitrán se filtraba del suelo a la superficie, donde se secaba y conservaba los restos de animales que vivían ahí.

Los tres equipos fueron preseleccionados de una competencia organizada por los Museos de Historia Natural del Condado de Los Ángeles (NHMLAC, por sus siglas en inglés). El proyecto, tiene como objetivo la revitalización del centro histórico, así como desarrollar el Parque Hancock circundante y el ampliar las instalaciones del Museo George C Page, completado en 1977 para exhibir hallazgos paleontológicos.

Uno de los principales desafíos a los que se enfrentarán los diferentes estudios de arquitectura, es la actualización del edificio del museo que, debido a que está parcialmente bajo tierra, podría dificultar su expansión. La propuesta de Diller Scofio + Renfro sugiere superponer una red cuadriculada en todo el sitio, basándose en la forma de una herramienta comúnmente utilizada para excavar. La estructura proporcionará un marco para desarrollar el sitio en porciones durante los próximos años.  Asimismo, ha incluido un “equipo de excavación móvil” que pueda transportarse fácilmente a diferentes áreas del sitio.

“Hemos adoptado un enfoque de toque ligero para la próxima evolución del Museo Page, rellenando espacios subutilizados y reconfigurando lo que ya existe para crear una estructura híbrida más dinámica y eficiente, que se tanto la construcción como el paisaje”, pronunció la firma dirigida por Elizabeth Diller, Ricardo Scofidio, Charles Renfro y Benjamin Gilmartin.

Dorte Mandrup Arkitekter pensó en un edificio que se extiende para seguir la estética original que incluye un jardín en la azotea, nuevas galerías iluminadas con luz natural y un centro de investigación en el centro. Finalmente, Weiss Manfredi se enfoca en un camino de un kilómetro de largo que recorre el sitio. A lo largo de la ruta hay plataformas para que los visitantes puedan apreciar las excavaciones.