|  

Este jueves, la Unión Europea dijo que trabaja con Estados Unidos para hacer retroceder a Rusia en Ucrania.

1 No me gusta0

Con la intención de detener la guerra con Rusia, Volodímir Zelenski, presidente de Ucrania, declaró que busca una oportunidad para hablar "directamente" con Xi Jinping, mandatario  de China, para pedirle que utilice su influencia sobre el país que gobierna Vladimir Putin.

Zelenski recordó que mantuvo una conversación con Xi Jinping "hace un año" y que el gobernante chino es uno de "los pocos líderes mundiales que ha visitado Ucrania al menos una vez", de acuerdo con información difundida por EFE.  

 

Mientras tanto, la empresa rusa Gazprom insiste en que las sanciones hacen imposible la devolución de la turbina del gasoducto Nord Stream.

 

El presidente ucraniano explicó en la primera entrevista concedida a un medio de Asia que China, aparte de ser “miembro permanente del Consejo de Seguridad de la Naciones Unidas”, es un país muy poderoso con una economía también poderosa, lo que le hace tener influencia económica y política en Rusia.

Por otra parte, el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, indicó este jueves que la UE y Estados Unidos trabajan juntos para "hacer retroceder" a Rusia en Ucrania.

"Estados Unidos y la UE continúan trabajando mano a mano para hacer retroceder el ataque de Rusia contra Ucrania y contra el sistema y la economía mundial", señaló en redes sociales después de reunirse con el secretario de Estado estadunidense, Antony Blinken, en un encuentro ministerial en Camboya.

 

 

En otra publicación, la agencia DW mencionó que expertos afirman que la central nuclear ucraniana ocupada de Zaporiyia, la mayor de Europa, es enormemente vulnerable a una fusión, después de que el director del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmara que las fuerzas rusas habían violado todas las medidas de seguridad. 

Es decir que, en caso de quedarse sin suministro eléctrico debido a un posible recrudecimiento de los combates en la zona, los generadores de reserva y las baterías no podrían proveer la energía necesaria para enfriar los seis reactores y las grandes piscinas de combustible gastado altamente radiactivo.