|  

Las Apps integradas permiten a los usuarios interactuar digitalmente con los espacios físicos, acercándolos de nuevo a los activos.

12 No me gusta0

 

Para especialistas del Real Estate, el sector PropTech se ha ido consolidando gracias a su inherente dinamismo e innovación, que redefine y optimiza cualquier actividad del sector inmobiliario

También llamado ReTech, es una tendencia con origen en Reino Unido, que emergió y ganó popularidad durante el 2014; es un acrónimo de property y technology, es decir la tecnología aplicada a la propiedad.

 

CBRE elaboró una lista de las tendencias tecnológicas que serán las más demandadas en el sector inmobiliario en los próximos meses.

 

La siguiente lista puede ser útil para los propietarios que buscan mejorar su digitalización y para las empresas emergentes o startups que quieran saber dónde hay una oportunidad de desarrollo PropTech.

1 Tenant Experience Apps. Aquellas aplicaciones integradas que permiten a los usuarios interactuar digitalmente con los espacios físicos, se han convertido en una herramienta clave para atraer y acercar de nuevo los usuarios a los activos. De hecho, el 87% de los usuarios de los activos que ofrecen Apps integradas las utilizan activamente para disfrutar de todas sus ventajas, estas ofrecen elementos de alto valor a los ocupantes de los inmuebles, mediante la integración de soluciones de comunidad, eventos, ofertas y servicios exclusivos, soluciones de movilidad o estacionamiento ad-hoc, entre otras.

2 Omnichannel Analytics. Gracias a la aplicación de tecnologías como dispositivos IoT, redes de alta velocidad, Big Data, Inteligencia Artificial (IA) o los algoritmos de machine learning al Real Estate, la experiencia de los usuarios es omnicanal, escapando del mundo solamente físico y creando una interacción más atractiva, generando gran cantidad de nuevos datos interesantes desde la perspectiva de negocio. Según un informe de CBRE, la puesta en marcha de soluciones omnicanal está en una fase de enorme crecimiento: el 35% de los propietarios ofrece productos o servicios digitales en esta línea a sus clientes.

3 Priorización de ESG. La industria inmobiliaria es responsable del 39% de las emisiones mundiales de CO2, por ello, un 60% de empresas adopta ya criterios ESG. Las startups que ofrecen todo el proceso de recopilación, transformación, análisis de datos y definición de estrategias ESG para implementar acciones, medir y controlar el impacto, están en auge y seguirán creciendo en este año. Las siglas ESG (Enviromental, Social y Governance) hacen referencia a los factores que convierten a una compañía en sostenible a través de su compromiso social, ambiental y de buen gobierno, sin descuidar el aspecto financiero.

 

En cuestión de días, los iBuyers pueden hacer ofertas por un inmueble.

 

4 IoT y 5G. El Internet de las Cosas (IoT) ayuda a que los edificios sean ‘inteligentes’ añadiendo una capa adicional de conectividad a todos los dispositivos integrados en el edificio. Gracias a su capacidad para realizar mediciones y enviarlas a la nube, los propietarios pueden beneficiarse de dashboards que muestran el estado de todos los sistemas del edificio en tiempo real. Y, aunque el porcentaje de propietarios que ya integran el IoT en sus activos es todavía bajo, de solo un 11%, es una de las tecnologías que más interés genera.

5 Forecasting. Tanto propietarios como inversores buscan un acceso a herramientas de predicción para la toma decisiones de compra y venta de activos. Estadísticas muestran que uno de cada cuatro propietarios está interesado en incluir herramientas de predicción y analítica avanzada en su toolset tecnológico, pero el forecasting solo puede ser aplicado cuando se haya alcanzado un cierto nivel de madurez digital, lo que incluye haber extraído y transformado grandes cantidades de datos y seguir directrices corporativas para fortalecer la cultura digital de la empresa y empleados.

6 iBuyers. Vender un inmueble puede ser una tarea frustrante ya que el método tradicional de buscar una agencia y enseñar el activo a los potenciales compradores lleva mucho tiempo. Sin embargo, existe una alternativa que simplifica el proceso y lo convierte en una experiencia más fluida y agradable. Los iBuyers son empresas que con la ayuda de la tecnología pueden hacer ofertas por un inmueble en cuestión de días y completar la transacción en menos de una semana, compartió CBRE en un comunicado.

 

 

7 New Mobility. Con el crecimiento de la población en las grandes urbes, la densidad del tráfico de casa al trabajo es un problema común para los empleados. Para dar respuesta a este problema, muchas empresas estimulan la implantación de nuevas soluciones inteligentes que analizan los patrones de desplazamiento de trabajadores, e intentan reducir el tiempo empleado como la huella de carbono ofreciendo el car-sharing, los shuttles, las e-bikes y otras opciones. Se espera que el mercado mundial de car-sharing crezca un 69% para el 2025; hay más de 6 millones de e-scooters en el mundo, con un 15% de aumento anual.

8 Virtual Reality. El desarrollo de soluciones de VR (Virtual Reality), como las visitas virtuales para comercializar activos, se disparó durante la pandemia y no está mostrando síntomas de recesión. La Realidad Virtual puede ayudar a generar entornos virtuales en 3D que facilitan a los clientes la visualización de un proyecto o un prototipo en curso. Según datos propios de CBRE, uno de cada tres propietarios utiliza esta tecnología, y se espera que en los próximos años sea utilizada por casi la mitad de éstos.

9 Digital Twins. Los gemelos digitales brindan la oportunidad de cartografiar digitalmente los edificios y descomponerlos en componentes más pequeños e independientes que se combinan en un modelo inteligente con mucho potencial. También permiten realizar simulaciones para evaluar miles de escenarios y predecir la adaptabilidad del activo basándose en la IA y el machine learning. El Building Information Modelling desempeña un papel clave en este sentido, pues su objetivo es centralizar toda la información relacionada con el activo en un modelo de información creado por todos los agentes implicados.