Un 78% de empresas en Centroamérica consideran que la innovación será más relevante para su estrategia en la era pospandémica.

2 No me gusta0

Para especialistas, la innovación era considerada una capacidad relevante más no crucial antes de la pandemia. En la nueva realidad, la incorporación de nuevas tecnologías y modelos de negocio se ha vuelto factor clave de sobrevivencia, sobre todo si se enfocan en cuatro elementos fundacionales. 

De acuerdo con los resultados de la encuesta ‘Panorama de la Innovación en México y Centroamérica’, un  83% de empresas en México y un 78% en Centroamérica consideran que la innovación será más relevante para su estrategia en la era pospandémica. 

Actualmente, aunque las empresas innovan de alguna u otra manera, no todas lo hacen de forma sostenible ni con impacto en los resultados del negocio, refirió Argenis Bauza, socio de Digital Lighthouse México y Centroamérica, de KPMG. 

“Para que la innovación represente una capacidad diferencial y una ventaja competitiva, resulta útil analizar y aprender de otras organizaciones que han innovado exitosamente y no cometer errores o replicar acciones que pudieran representar un retroceso”.

Añadió que la innovación empresarial es una capacidad que requiere una adecuada planeación y ejecución. Esto permitirá que permee en la cultura corporativa, dando los resultados de negocio deseados: Una empresa cada vez mejor preparada para enfrentar los retos futuros.

Bauza añadió en un comunicado, que el estudio ‘Benchmark Innovation Impact 2020’, realizado por Innovation Leaders y KPMG, revela que las compañías que innovan son más exitosas cuando se enfocan en los siguientes cuatro elementos fundacionales: 

-Creación de la estrategia correcta. La estrategia debe considerar tanto la innovación incremental (mejoras en la operación actual), como la adyacente (nuevos productos y servicios) y la transformacional (innovación disruptiva y nuevos modelos de negocio). Se debe contar con un portafolio balanceado que impacte en resultados, sin olvidar los cambios transformacionales a largo plazo. 

-Recursos y fondos para la innovación. Los proyectos de innovación aún son pocos, incluso, un 43% de los programas relacionados con innovación cuentan con diez personas o menos, y generalmente, los equipos de innovación comienzan con recursos limitados. Por otro lado, para tener éxito, los esfuerzos por innovar no deben ser aislados, sino involucrar a diversas unidades de negocio desde su comienzo. 

-Romper las barreras de la innovación. La cultura organizacional debe gestionarse de manera que la innovación sea aceptada y no rechazada. Esto incluye transitar hacia un ambiente en el cual se realizan pruebas de manera ágil y económica, lo cual permite actuar con base en el propio análisis y por señales del exterior.

-Lograr impacto y medir el éxito. Aunque el reconocimiento es la forma típica de incentivar a quienes participan en iniciativas de innovación, algunas empresas líderes ayudan a su gente a liberar el tiempo y contar con fondos para este tipo de proyectos. En este sentido, es importante medir y comunicar los resultados de dichas iniciativas.