El diseñador italiano, recibió el Premio Ernst & Young al Emprendedor en 2008, y un año más tarde fue nombrado Cavaliere del Lavoro.

1 No me gusta0

El diseñador italiano, fundador de la marca de iluminación Artemide falleció a los 89 años.

En 1960, Gismondi fundó una de las compañías de iluminación italianas más innovadoras de la historia junto con su compañero, el diseñador Sergio Mazza

Nacido en San Remo en el año de 1931, Ernesto Gismondi fue también miembro del influyente movimiento de diseño de Memphis. Tenía títulos en ingeniería aeronáutica y de misiles, también fue profesor asociado en el Politécnico de Milán.

Recibió el Premio Ernst & Young al Emprendedor en 2008, y un año más tarde fue nombrado Cavaliere del Lavoro −un premio italiano para figuras importantes de la industria− por el entonces presidente italiano Giorgio Napolitano.

Formó parte como vicepresidente de la ADI (Asociación de Diseño Industrial de Italia), y ganó, en 2018, el Compasso D’Oro a la trayectoria. Y hay, además, diversos productos de Artemide que llevan su firma.

Respecto a su muerte, el arquitecto Stefano Boeri escribió en Twitter: “Ernesto Gismondi, un gran innovador y amigo, nos ha dejado. Iluminó el mundo con Artemide, utilizó plástico por primera vez para fabricar muebles, corrió con la cabeza en alto en los mares de la política y el emprendimiento, abrió nuevos horizontes en el diseño. Extrañaré su genio anti retórico”.

Actualmente, la marca forma parte del Grupo Artemide, que consta de numerosas filiales más la marca de diseño Danese, que la compañía de iluminación adquirió hace siete años en 2014 y que ahora preside su esposa, la arquitecta y diseñadora Carlotta de Bevilacqua.